¿Los mexicanos alimentan a la piratería?

Foto: Reuters

A diferencia de otros delitos, la piratería no está  socialmente considerada como una práctica nociva; 8 de cada 10 mexicanos han comprado un artículo ilegal al menos una vez.

 

Por Gerardo Ortiz De Campo *

 

La piratería, o de manera más técnica los delitos en contra de la Propiedad Industrial y los Derechos de Autor, son ilícitos que deben ser vistos desde diversos ángulos, y sobre todo, debe de analizarse la percepción que, dentro de la propia sociedad, se tiene de las personas que no sólo compran productos apócrifos, sino también de aquéllas que los comercializan, distribuyen, fabrican e importan.

ontrariamente a lo que sucede con otros delitos federales también considerados como graves por el Código Federal de Procedimientos Penales, como el secuestro o el narcotráfico, la piratería es un ilícito que no tan penado por la sociedad mexicana.

Desde hace muchos años, han existido personas que encuentran una forma de obtener mayor beneficio de una situación en particular.

Inclusive cuando esta forma de obtener beneficios sea, en ocasiones, más cercana a la ilegalidad o dentro de ella, que cercana a las pautas que marcan las normas jurídicas. Un vivo ejemplo de esto es el caso de la comercialización de productos conocidos como “piratas”, que no son más que productos que ostentan de manera no autorizada una marca o reproducen un obra sin la debida venia del autor o de quien tenga en su favor los derechos de explotar una creación artística.

En septiembre de 2011, American Chamber of Commerce México publicó su más reciente encuesta sobre hábitos de consumo de productos falsificados  y los resultados fueron abiertamente reveladores, confirmando esta tendencia de aceptación hacia el consumo de productos pirata o falsificados.

En este estudio pudo concluirse que 8 de cada 10 personas encuestadas aceptaron haber adquirido o bajado de Internet algún producto pirata;  de este 80%, el 47% se encuentra en un rango de edad de entre los 16 y los 30 años.

Como parte de la misma encuesta, se preguntó a los participantes cuál era su percepción del fenómeno de la piratería, y la respuesta más común fue que era una manera de obtener productos de la misma o similar calidad a un menor precio. Más alarmante resulta la estadística que muestra que 94% de los encuestados dijeron conocer a alguna persona que comprara piratería, y 54% de los mismos aceptó que recomendaría a alguna persona comprar productos falsificados.

Estos números reflejan claramente que una gran parte de la sociedad mexicana está consciente que la piratería es ilegal pero decide consumirla dado su precio más “competitivo” con relación a su original, siempre y cuando, claro está, el producto que se consume no afecte su salud o su seguridad. La consumen, también, porque de primera mano este precio más competitivo se ve reflejado en su bolsillo (padres de familia que prefieren comprar una película pirata a gastar más de 400 pesos en una salida familiar al cine), más no se dan cuenta que el fomento a estas actividades pudieran incidir, a mediano plazo, tanto en su estabilidad laboral como en su seguridad y la de su familia.

Posibles soluciones

Estamos convencidos que para erradicar este problema no hay una solución única, ya que depende de la participación de diversos actores de nuestra sociedad para poder controlar, en un primer momento, y terminar con este problema que tanto daño causa no sólo a las industrias directamente afectadas, sino de forma mediata a los trabajadores que pierden sus empleos por falta de inversiones y a los comerciantes establecidos que ven cómo comerciantes ambulantes generan mejores ganancias sin la necesidad de pagar impuestos.

Las soluciones propuestas serían las siguientes:

A) Educación.- El fomento de una cultura de respeto a los derechos de creadores y de titulares de marca, desde pequeños, puede llevar a que los niños crezcan con esta idea de respeto y de intolerancia hacia las prácticas comerciales ilícitas.

B) Concientización.– De la mano con la propuesta anterior, es necesario concientizar a la sociedad que el consumo de productos pirata y falsificados lejos de beneficiar a la economía personal o familiar, tienden a crear un grave riesgo para la estabilidad económica del país, y por ende, la estabilidad económica de la mayoría de los mexicanos.

C) Fortalecimiento de acciones legales.- El Estado debe continuar con su labor de aplicación de la Ley para hacer respetar los derechos de autores y titulares de marcas para impulsar la creación de una imagen de intolerancia ante esta actividad.

El problema de la piratería no terminará sino hasta que se acabe, o por lo menos se minimice, la demanda de dichos productos por parte de los distintos miembros de la sociedad mexicana.

 

* Gerardo Ortiz De Campo  es Asociado de Grupo de Práctica de Propiedad Intelectual de Baker & McKenzie México

 

Contacto

Facebook  BakerMcKenzieMexico

  • Gustavo Villagran

    Interesante articulo, difiero un poco en las soluciones que planteas, te enfocas en la sociedad y es donde podemos debatir.

    Porque no pedirle una solucion a las compañias que producen las peliculas, si saben que existe este problema…porque no realizar un DVD de bajo costo que pueda ser distribuido en los mercado, sin caratula, sin contenido extra, sin nadaque encarezca al producto, solamente la pelicula, y que se de a bajo costo no se $25 pesos de los cuales un porcentaje va a la compañia?
    Seria tan descabellado tener este tipo de oferta? seria imposible para el gobierno poner un alto a aquellos quienes reproducen estas copias ilegales si se crea un producto que ofrece el mismo beneficio al consumidor pero de forma legal?
    Itunes es una excelente opcion y creo que lograron modificar la manera de comprar musica, ya que antes tenias que pagar 200 pesos porque el disco contenia una cancion que te gustaba y tenias que sumbarte otras 9 medianamente buenas o ni a eso llegaban…hoy puedes adquirir solo esa y no es ilegal a un precio justo, que sucede?….que entonces debemos analizar los sueldos que nuestro pais tiene….como poder evitar comprar pirateria si tu sueldo es de $6,000 pesos mensuales..y debes priorizar gastos, la gente no lo hace por infringir una ley, lo hacen para no afectar sus bolsillos, para no sentir hambre.
    Saludos.

    • Luc LaRochelle

      Gustavo,
      Para no sentir hambre? Porque no robar un banco, matar a tu vecino que tiene una tienda llena de comida?
      En una sociedad, hay limitas a las cosas que puedes hacer. Y la mejor manera de explicarlas la razon porque esas limitas existen es cuando te protejen: se puede que tu otro vecino podria vender tu televisor par comprar comida por su familia. Seria ok contigo?
      Lucas

  • Victor

    Este es uno de los temas más controversiales en América latina. Existen diferentes puntos de vista: que si la culpa es del consumidor, que si de los precios elevados de los productos originales, etc. A lo cual en mi opinión personal creo que la culpa corresponde a todos.
    Sabemos que el gobierno conoce los mercados y hasta locales donde se opera con material pirata, pero porque no van tras ellos?… claro está, no les conviene debido a la imagen política que se generaría para con las clases sociales bajas (que son mayoría en México).
    Yo creo que sería una buena estrategia por parte de las distribuidoras y/o los dueños de los derechos de autor, llegar a algunos acuerdos para que pudieran bajar los precios y se vieran beneficiados en la cantidad de ventas (volumen). Es bien sabido lo que está haciendo desde un par de años en México la empresa que renta videos Blockbuster, la cual se encontraba en decadencia y el día de hoy está incrementando nuevamente su número de clientes, ya que les está ofreciendo rentas a muy bajo costo. Creo que con una buena estrategia de reducir los precios y publicidad que haga comparativas de entre precio y calidad la gente comprenderá lo importante que es comprar calidad original y saber la importancia de la economía formal. Sé que hay campañas en contra de la piratería pero si no mejoran sus precios la gente seguirá sin comparar productos originales.
    Existen muchos más puntos por atacar en este tema (como la educación pero ese es punto aparte, ya que hay gente que ni si quiera comprende porque esto es un delito) pero creo que si se empieza por los mencionados los resultados serian favorables para todos.

  • Miguel Minero

    El enfoque que le da este artículo a la piratería es bastante cargado en contra de la población, cuando los verdaderos culpables son los productores y muy bien definidos, es ahí donde se debería enfocar el combate a este fenómeno, las personas solo hacen uso de su libre derecho a elegir, con los riesgos que con lleva perder su dinero. Lo que debe cuestionar cómo entra al país tal cantidad de productos falsificados o clonados, en las narices de la autoridad, no se supone que en ella recae y está habilitada para combatirla, pero es evidente que incompetencia y corrupción es la ha permitido el crecido del mercado de la piratería, la mayoría sabemos que china es el primer productor de piratería a nivel mundial y en México ha tenido una imparable penetración, con aval del Estado. Así que porque castigar a la sociedad.