Los ‘otros’ amigos de Mark Zuckerberg

Foto: FB Fox

 

 

 

Una familia de cinco zorros grises que habitan en las instalaciones de Menlo Park, California ha llevado a los empleados de Facebook a crear un ambiente silvestre a fin de garantizar su seguridad, este espacio cuenta ya con una certificación del National Wildlife Federation.

 

 

Pequeños, de largas orejas y pelaje corto son algunas de las características que poseen los ‘otros’ amigos de Mark Zuckerberg, creador y CEO de Facebook,  a quienes se les puede ver caminando durante el día en la sede de Menlo Park, California.

Una pareja de zorros grises decidió criar a sus tres cachorros en el jardín Zen de la empresa y hacer parte de la familia a todo el personal de Facebook.

La primera vez que Zuckerberg vio a la madre zorro fue justo afuera de la ventana de su oficina, reveló el blog oficial de la National Wildlife Federation (NWF).

Con el propósito de garantizar la seguridad de la familia, el equipo de gestión de Facebook trabajó con los servicios locales de vida silvestre y contactó al investigador Bill Leikam de la NWF, a fin de que les enseñara sobre la vida de los zorros.

Los empleados de Facebook tomaron las medidas necesarias para crear un ambiente silvestre, procurando que esta experiencia no los convirtiera en mascotas de zoológico, al darles dádivas de los puestos de helado ubicados en las instalaciones, pues los zorros son criaturas salvajes.

El blog de la NWF señala que muchas veces la vida silvestre en las zonas urbanas y en especial en medio de una oficina con más de 2,500 empleados puede ser complicada, debido a que se ve a los animales silvestres como plagas y son retirados del lugar o en algunas ocasiones son sacrificados.

Sin embargo Facebook protegió y creó un área idónea para esta familia, lo que generó que la NWF les otorgara una certificación que los acredita como un hábitat oficial de la vida silvestre.

 

De la empresa a la red social

Pero la historia de la familia Fox no quedó solamente en las instalaciones de Facebook. Alexis Smith un miembro del equipo de marketing de la firma, inició en la red social la página “FB Fox” a fin de difundir sus aventuras y permitir a los empleados compartir fotografías y experiencias.

Smith asegura en el blog de la NWF, que su momento favorito con esta familia fue cuando el zorro papá miró a sus cachorros. Ese instante permitió que conociera la fragilidad de estas criaturas y la importancia de mantenerlas a salvo.

Actualmente la página es seguida por 89,260 personas y diariamente sus seguidores interactúan en ella a través de fotografías, videos, likes y comentarios.

El lema de la página de “FB Fox” es claro: “Por favor, honrar a los zorros. No perseguir o alimentar, sólo el respeto mutuo”.

Además de las medidas en pro del hábitat salvaje que se han tomado, el personal a fin de evitar lastimarlos ha colocado letreros en el jardín Zen pidiendo a la gente que tome precauciones, pues recientemente un empleado compartió una foto en “FB Fox” de uno de los zorros que descansaba debajo de su automóvil y exhortó a los trabajadores a que antes de retirarse revisarán debajo o cerca de su vehículo si no había un miembro de la familia.

El post publicado en el blog, señala que desde hace más de un año habían circulado rumores acerca de que zorros habitaban las instalaciones de Facebook, incluso Jacqueline Rooney quien trabaja en comunicaciones corporativas, pensó que los avistamientos eran “leyendas urbanas”, sin embargo al instalarse la familia Fox, la situación se volvió muy común.

Una noticia que generó gran consternación en la comunidad de “FB Fox”, fue cuando Alexis Smith anunció que los zorros se habían movido de su guarida, lo que despertó inquietud entre el personal de Facebook y los seguidores de la página.

Sin embargo, a pesar de que los zorros han crecido, ni ellos ni sus padres han abandonado por completo las instalaciones y aún se les puede ver rondando por el jardín Zen.

Pero hay buenas noticias, Bill Leikam asegura en el post que los tres zorros regresarán cuando se hayan convertido en adultos y estén listos para tener a sus camadas, pues su naturaleza los guiará a un territorio familiar para ellos.