Madres mexicanas: menos hijos y más trabajo

Foto: Reuters

En México, la tasa de fecundidad pasó de siete hijos en 1960 a dos, en 2009. Nueve de cada 10 madres trabajadoras combinan las labores domésticas con su trabajo remunerado.

 

El número de hijos de cada mujer en México se ha reducido, sin embargo, cada vez son más las mujeres que deben combinar el cuidado de los hijos con alguna ocupación remunerada. Las cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) arrojan que la tasa de fecundidad de las mujeres mexicanas pasó de una media de siete hijos en 1960 a apenas 2.4 hijos en 2009.

Los cambios en los índices de fecundidad se atribuyen a múltiples causales, uno de ellos fue la implementación de la política de población en la segunda mitad de la década de los setenta que ocasionó que un mayor número de mujeres tuviera acceso a los servicios de planificación familiar.

También fueron causales los cambios de orden socioeconómico que encausaron a una mayor escolaridad de la población y a que la mujer tuviera una participación económica, social y política más activa.

“La influencia de estos contextos moldearon paulatinamente las preferencias reproductivas de la población, cuyo proceso resulta más dinámico y complejo de lo que se cree, ya que las parejas se ven fuertemente influenciados por los grupos y redes sociales a los que pertenecen (amigos); por las instituciones con las que tienen contacto (familia, escuela, religión, instituciones de salud, entre otras) y por la difusión en los medios masivos de comunicación”, señala un estudio del Inegi.

De 1976 a 2009, el promedio ideal de hijos de las mujeres unidas en edad fértil disminuyó de 4.5 a tres hijos por mujer, mientras que en el último año de este periodo, sólo 17.3% de las mujeres de 15 a 49 años que tienen dos o más hijos sobrevivientes, desea ser madre de otro hijo.

 

Madres trabajadoras


De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en el segundo trimestre de 2012, la tasa de participación económica de las mujeres de 15 años y más con al menos un hijo nacido vivo es de 44.1%, de las cuales, 97.9% combina sus actividades extradomésticas con los quehaceres domésticos.

Atendiendo a su situación conyugal, la tasa de participación económica más alta se da entre las madres solteras (71.8%), divorciadas (71.7%) y separadas (68.3%), es decir, casi siete de cada diez trabajan o buscan trabajo.

 

Un poco de historia

En México, este festejo tiene su origen desde hace 90 años, cuando un periodista llamado Rafael Alducin que trabajaba para el periódico “Excélsior” invitó un 13 de abril de 1922 a toda la gente para que celebrara el día de las madres, festejo que por primera vez se realizó el 10 de mayo.