México y EU, anclados de por vida

Foto: Reuters

Los dos países tienen la oportunidad de establecer una relación distinta. Ojalá que México pueda retomar su prestigio diplomático, con una nueva visión y una base de reformas sólida para integrarnos de nuevo al contexto internacional.

 

La vida política, social, económica y democrática de los dos países está anclada de por vida, no solo es la dependencia económica la que los une, ahora la relación entre los dos países y la zona más importante: “su frontera”, viven la gran problemática por los resultados de la globalización y sus efectos que entre otras cosas genera: iniquidad económica, alta tasa de  migración, introducción ilegal de armas, trafico de drogas y el riesgo del terrorismo. Como se puede ver el problema entre los dos países es cada día más complejo.

Hoy vivimos también tiempos políticos distintos, el Presidente Obama se reeligió y tiene cuatro años más para intentar cumplir sus promesas de campaña, en el caso de la relación con México y con la población hispana en el territorio americano, el Presidente estadounidense tiene una gran deuda, ya que en su primer periodo presidencial no pudo lograr la tan codiciada reforma migratoria, pero al parecer es uno de los grandes temas que ya está en la agenda actual del gobierno americano y de las organizaciones sociales hispanas, existen buenas señales y hasta los recientes nombramientos en el gabinete presidencial indican que lo están apoyando  los grupos de poder hispanos.

En el caso de México, Enrique Peña Nieto en sus primeros días de gobierno ha mandado mensajes muy claros a Estados Unidos y al mundo al respecto que pretende ser un reformador y tratará de insertar a México rápidamente en el contexto internacional. En menos de 5 meses, desde antes de tomar posesión, el Presidente Peña ya visito a Francia, Alemania y en diferentes eventos internacionales ya se reunió con presidentes de España, Cuba y muchos otros más países, visitó  Latinoamérica y en una semana estará en visita oficial a China. No cabe duda que estos viajes y contactos, siempre han generado en los Estados Unidos una especial atención y preocupación, de ahí  supongo la expedita respuesta del Presidente americano, con un viaje relámpago a la Ciudad de México a reunirse con Peña Nieto para revisar la agenda bilateral.

Tradicionalmente cuando México voltea a otros países y busca generar mayores acuerdos comerciales, Estados Unidos se preocupa y se hace presente, por lo que va a ser muy interesante ver, bajo las condiciones actuales, como se desempeñará la reunión, en la cual todo será nuevo excepto el Presidente Obama, recordemos que la última vez que vino a nuestro país fue con motivo del problema de la influenza en la administración del Presidente Calderón, hoy en México hay nuevo Presidente, Canciller y autoridades en Gobernación, SHCP y Migración, en el caso de Obama, el también viene con un gabinete renovado en algunas posiciones y sin Hillary Clinton.

Para la primera reunión Peña- Obama, el contexto internacional también ha cambiado, en América se tiene la incertidumbre en Venezuela con la muerte de Chavez, su próximo proceso electoral  y el futuro del petróleo en la región; por otra parte México está pretendiendo establecer nuevamente una buena relación con Cuba,  y retomar el liderazgo en America Latina, que con la desaceleración de Brasil, van a crear un nuevo contexto en la región. Por la parte Europea, México pretende generar más inversiones de los diferentes países de la Comunidad, que con la crisis es muy probable que se confirmen, además de crecer las relaciones con los países Asiáticos, esto al gobierno americano siempre le puede generar tanto curiosidad, como preocupación, seguro por eso la urgencia de la visita.

Los dos países tienen la oportunidad de establecer una relación distinta, Obama ha sido un Presidente con una diferente visión del contexto internacional y esperemos que México pueda retomar su prestigio diplomático, también con una nueva visión y una base de reformas sólida para integrarnos de nuevo al contexto internacional.

Este será otro nuevo reto para Peña Nieto y su gabinete.

 

Contacto:

Mail:[email protected]

Twitter: [email protected]