Microsoft crece, pese a la salida de jefe financiero

Foto: Reuters

La firma  tecnológica presentó ganancias de 0.72 dólares por acción en el tercer trimestre fiscal. Microsoft nombrará a un nuevo presidente financiero en las próximas semanas y el elegido saldrá de las  filas de la empresa.

 

Reuters

 

Microsoft reportó el jueves un aumento de sus ganancias trimestrales, pese a la salida del presidente de finanzas Peter Klein prevista para fines de junio, en medio de una caída de las ventas de computadoras personales y una tibia recepción de su nuevo sistema operativo Windows 8.

La mayor empresa de software del mundo anotó una ganancia de 6,000 millones de dólares, 0.72 dólares por acción, en el tercer trimestre fiscal, frente a los 5,100 millones de dólares, 0.60 dólares por acción, de 2012.

Klein, con 11 años en Microsoft Corp y tres y medio como presidente de finanzas de la empresa, es el último ejecutivo de alto nivel en dejar la firma, luego de la salida del jefe de Windows Steven Sinofsky en noviembre.

Algunos inversores cuestionan si el presidente ejecutivo Steve Ballmer es el líder adecuado para Microsoft, cuyas acciones han permanecido prácticamente estables en la última década.

“La partida del jefe de finanzas es un poco problemática”, dijo Brendan Barnicle, analista de Pacific Crest Securities.

“Microsoft ha visto la partida de muchos ejecutivos recientemente. Esto también hace menos posible la partida de Steve Ballmer. Sería muy inusual ver salir a un presidente ejecutivo justo después de la partida del presidente de finanzas”, agregó.

Los analistas han estado recortando sus estimaciones de ganancias de Microsoft ante la debilidad de las ventas de computadoras.

La utilidad fue impulsada por ingresos diferidos de sus operaciones de Windows, Office y videojuegos, pero se vio recortada por una multa de 773 millones de dólares los reguladores antimonopolio europeos por incumplir su promesa de ampliar las opciones de navegadores de Internet en Windows.

Excluyendo las ganancias por los ingresos diferidos, la división insignia de Microsoft, Windows, no logró crecer, lo que decepcionó a los inversores que esperaban un mejor desempeño con el nuevo sistema Windows 8.

“No hay nada en el reporte que haga que la acción salga del rango en el que ha estado”, dijo el analista Colin Gillis, de BGC. “La acción está cotizando a 29,11 dólares, donde estábamos hace 11 años”, agregó.

Las ventas crecieron a 20,500 millones de dólares desde los 17,400 millones de un año atrás, y se ubicaron en línea con las proyecciones del mercado.