Millonarios con F, la nueva tendencia

Foto: Reuters

La fortuna que los grandes millonarios han donado a causas Filantrópicas podría ocupar la sexta posición en la lista de los personajes más ricos del mundo, conoce el por qué detrás de la generosidad de los hombres de negocio.

 

 

Si los activos bajo fideicomiso de la Fundación Bill & Melinda Gates (36,400 millones de dólares) tuvieran un lugar en la lista de multimillonarios de Forbes, ocuparían el sexto puesto, sólo detrás del fundador de Oracle, Larry Ellison.

El monto de estos recursos podría catalogarse como una fortuna más en el selecto club de Bill Gates, Carlos Slim, Amancio Ortega y Warren Buffet, ningún otro hombre en el mundo ostenta tanto dinero de forma pública.

Y no es casualidad que los primeros nombres en el ranking de los más acaudalados en el mundo sean justamente los principales contribuidores a la  fundación cuyo objetivo principal es ayudar a que el grueso de la población pueda tener vidas saludables y productivas.

En opinión de Armando Laborde, director de Ashoka en México, la filantropía y responsabilidad social no son una cuestión opcional.

“Un buen empresario sabe que una compañía no puede crecer a niveles exponenciales si la sociedad no tiene poder de compra, tratar de vender un producto o servicio a una comunidad que no está en condiciones de adquirirlo es, de entrada, una mala idea de negocio”, afirma.

Ashoka es una red de emprendedores sociales, sin embargo, su director explica que esta transformación en la manera de hacer negocios no es privativa de los emprendedores.

“Cada vez son más las compañías que adaptan sus modelos de operación a la sustentabilidad y  a la responsabilidad social, no es sólo ‘caridad’, es la consciencia de que las empresas y la sociedad tienen que evolucionar en un ritmo sincronizado para que las posibilidades de negocios se den a largo plazo”.

Femsa por ejemplo, destina en México cerca de de 68 millones de dólares al año en programas de capacitación para su personal, cuidado ambiental y desarrollo comunitario.

“Buscamos modificar los procesos de operación para garantizar la sostenibilidad del negocio a largo plazo, por ello hemos modificado los esquemas de abastecimiento y hemos puesto especial atención en el desarrollo de los proveedores y el ahorro de energía”, explica Anik Vares Leal, Social Sustainability Manager de Femsa.

La  firma Corporate Knights realiza un análisis para valorar a las empresas más sustentables del mundo y este año arrojó que, en conjunto, las firmas del ranking 100 reporta ingresos cercanos a tres billones de dólares, cerca de 4.5% del PIB mundial.

El ranking de Corporate Knights incluye nombres como la firma de cosméticos Natura, la firma noruega de energía Statoil, Intel Corp, Adidas, Cisco Systems, Inditex, Alcatel, entre otros. El club de la sustentabilidad es amplio.

De regreso a los millonarios, Warren Buffet recientemente anunció una donación por más de 2,000 millones de dólares a la Fundación de Gates, con ello, la cifra que el magnate ha destinado a causas filantrópicas a lo largo de su vida cerca de 20,000 millones de dólares.

Con su movimiento Giving Pledge, la fundación de Gates logró incorporar nombres como Samuel Yin, número 363 en la lista de 400 billonarios de Forbes, que donó en vida el 95% de su fortuna o Jeff Skoll, fundador de eBay, que ha donado la mitad la riqueza que ha generado.

“Si ustedes  creen que donar es difícil y necesitan que yo les comparta cómo hacer una estrategia para compartir la riqueza, con gusto escribiría el libro Cómo sobrevivir con sólo 500 millones de dólares”, bromeó Buffet en la última cumbre de Filantropía Forbes 400.

El movimiento Giving Pledge empezó en 2010 de  la mano de Warren Buffet y Bill Gates, hasta el momento, van listados cerca de 120 multimillonarios que se han comprometido a donar al menos 50% de su fortuna.