Monsanto investiga cepas entre agitación por trigo transgénico

Foto: Reuters.

Monsanto  fue el foco de atención cuando el Departamento de Agricultura de Estados Unidos reveló el hallazgo de una variedad experimental de trigo no aprobada en un campo agrícola de Oregón.

 

Reuters

 

Mientras reguladores investigan el hallazgo de un tipo de trigo genéticamente modificado experimental, que se pensó había sido retirado hace varios años por el gigante de semillas Monsanto Co, la compañía está realizando una serie de nuevos experimentos en el campo de la biotecnología con trigo.

Monsanto ya no está buscando el mismo trigo de primavera tolerante al herbicida glifosato que desarrolló hace más de una década y cuya cepa transgénica fue hallada en un campo agrícola en Oregón en abril.

Ahora la firma desarrolla variedades similares que son genéticamente alteradas para tolerar el uso de herbicidas y contar con otras cualidades, de acuerdo a la compañía y a documentos regulatorios.

“Nuestro trabajo con el trigo está enfocado en ayudar a mejorar su productividad, incluyendo cultivos, biotecnología y mejores prácticas agronómicas”, dijo el portavoz de Monsanto, Lee Quarles, en un comunicado.

El enfoque de corto plazo de la compañía es cultivar mejor las variedades que en el largo plazo podrían servir como las bases para desarrollar nuevas cualidades en el campo de la biotecnología, agregó.

El nuevo trigo biotecnológico de Monsanto está al menos a una década de recibir la aprobación comercial, indicó. Pero la compañía ha llevado a cabo ensayos de campo a pequeña escala y a nivel básico en Dakota del Norte probando algunos proyectos de investigación en biotecnología.

Este año, Monsanto está buscando un nuevo proyecto tolerante al glifosato, el principio activo del herbicida Roundup, y un plan por separado diseñado para hacer que el tr2igo tolere el uso de múltiples químicos, incluyendo el herbicida dicamba.

El trabajo de Monsanto en el campo de la biotecnología con trigo fue el foco de atención la semana pasada, cuando el Departamento de Agricultura de Estados Unidos reveló el hallazgo de una variedad experimental de trigo no aprobada en un campo agrícola de Oregon.

Desde entonces, compradores asiáticos y europeos se han distanciado del trigo estadounidense y la industria del cereal en Estados Unidos teme que si se detectan volúmenes de trigo transgénico en embarques de exportación, podrían perderse miles de millones de dólares en ventas al exterior.

Monsanto dijo que realizó pruebas por última vez en la variedad de trigo resistente a herbicidas en el 2005 y que no sabe por qué la cepa se desarrolló esta primavera boreal en Estados Unidos.

Quarles no dijo si la compañía está modificando sus protocolos para las pruebas de campo a la luz de los problemas con la cepa de trigo encontrada en Oregon, aunque dijo que sus pruebas en el ámbito de la biotecnología se realizan bajo una “estricta supervisión regulatoria y bajo condiciones confinadas y estrictamente controladas”.