Obama y la política de Peña Nieto

Foto: Reuters

Los dos países están alineando los esfuerzos económicos, empresariales y comerciales para crear una zona de América del norte grande y fuerte, además que representa el mayor número de consumidores del mundo.

 

 

Una de las cosas más importantes para México es el crecimiento económico, las reformas que se están planteando en la mesa del Pacto por México están encaminadas a buscar el empoderamiento de las actividades empresariales y de manufactura.

No es extraño entonces que la visita de Obama en México haya girado en torno a los temas de competitividad, ciencia y tecnología y de ahí, la reunión con estudiantes y entrepreneurs mexicanos y también el énfasis del Presidente de los Estados Unidos en el mensaje a los estudiantes.

Para los Estados Unidos, los ejes de la competitividad son cinco, una adecuada y flexible ley laboral, buenas leyes comerciales, mucha transparencia para las operaciones entre empresas y empresas y gobierno, que los empresarios tengan acceso al capital y finalmente una adecuada regulación al mercado por parte del gobierno, pero que permita hacer operaciones comerciales globales. Bajo esta óptica se logra un libre mercado, certeza jurídica y gobernabilidad.

Por lo que corresponde a la manufactura, basta ver el último reporte del WEF, llamado Fabricando el Crecimiento- Estrategias para el crecimiento y empleo, elaborado en conjunto con Deloitte Toche Tomatsu Limited, en donde se informa que para tener éxito en la industria los principales ejes de crecimiento son: un sistema de impuestos competitivo, comercio libre y justo, desarrollo educativo y de talento, eficiencia energética y el uso de tecnología e innovación. Con estos elementos dice el reporte se podrá crear un sistema que creará cadenas de valor, más empleos en cualquier sector, innovación para todos los segmentos de la población y la oferta de soluciones al consumidor, lo que a largo plazo podrá generar crecimiento económico sostenible.

Como podemos por ver por el mensaje y la intensión de la agenda de Obama y los planes y reformas que promueve el Presidente Peña Nieto, los dos países están alineando los esfuerzos económicos, empresariales y comerciales a crear una zona de América del norte grande y fuerte, además que representa el mayor número de consumidores del mundo.

Lo importante de esta alineación también implicó que se dejaran hasta el final de la lista, los temas de seguridad, cosa que al parecer no gusto mucho al Presidente Americano, y lo hizo ver en su discurso, al decir “respetamos la estrategia de seguridad que este gobierno quiere implementar”. Lo bueno es que hoy las iniciativas de ambos países tienen un foco único, el crecimiento económico y fue muy importante que Obama mencionara en su discurso ante los estudiantes en el Museo de Antropología: “Nuestra relación no debe definirse por las amenazas que enfrentamos, sino por la prosperidad que podemos lograr” para enfatizar después “somos socios en pie de igualdad, con respeto mutuo”

Podemos decir con esto, que en los primeros seis meses del nuevo gobierno, Peña Nieto ya le dio un giro total a la política internacional y pudo alinear a los Estados Unidos con la agenda de México, poniendo en el foco de la agenda bilateral, el asunto del crecimiento económico.

 

Contacto:

Mail:[email protected]

Twitter: [email protected]