Pedidos de camiones impulsan ventas de Volvo

Foto: Reuters

Las reservas de pedidos de sus camiones aumentaron un 11% interanual en el primer trimestre.

 

Reuters

ESTOCOLMO.- El segundo mayor fabricante de camiones del mundo, Volvo, reportó el jueves una sorpresiva alza en la entrega de pedidos en medio de señales de sus mercados clave están saliendo de un profundo bajón que llevó sus ganancias a una caída más profunda que la prevista en el primer trimestre.

Luego de un año de demanda débil de vehículos comerciales, hay señales tentativas de que la actividad en la región más afectada, Europa, tocó fondo, aunque sólo América Latina aún exhibe un crecimiento sólido entre los principales mercados de camiones.

Volvo, el jugador dominante a nivel mundial en la industria junto con la alemana Daimler, dijo que la entrada de pedidos de sus camiones aumentó en varios de sus mercados clave para apoyar un incremento de todo el grupo de un 30% en comparación con el cuarto trimestre.

“Dicho esto, el segundo trimestre del 2013 supondrá un reto para nosotros y nuestros proveedores, con respecto a la transición a nuevos productos y la aceleración del sistema industrial a volúmenes más altos”, dijo el CEO de la compañía, Olof Persson, en un comunicado.

La compañía con sede en Gotemburgo dejó sin cambios su pronóstico para todo el año de mercados de camiones más o menos planos en América del Norte y Europa y este año, así como su previsión de un crecimiento del 20% en Brasil, impulsada por los subsidios del Gobierno.

La semana ya había visto cauteloso optimismo propagándose a través de la industria de camiones después de que el rival doméstico de Volvo, Scania, reportó un aumento del 28% de los pedidos y Daimler Trucks pronosticó un ligero aumento en las ventas del 2013.

Volvo, que a diferencia de Scania vende en un mercado estadounidense actualmente apagado, dijo que las reservas de pedidos de sus camiones aumentaron un 11% interanual en el primer trimestre en comparación con una caída del 15% vista por los analistas en un sondeo de Reuters.

Pero aunque podría haber una recuperación en el horizonte, por ahora la demanda reducida es una carga pesada sobre las utilidades de la industria de camiones. Volvo dijo que sus ganancias se vieron afectadas ya que los volúmenes de ventas cayeron a su nivel más bajo desde el apogeo de la crisis financiera 2008-2009.