Pensiones, la primera tarea de González Anaya en Pemex

José Antonio González Anaya, en su nombramiento como director de Pemex (Reuters).

Al tercer trimestre de 2015, el pasivo laboral de Pemex ascendía a 90,548 millones de dólares (mdd) que, con el tipo de cambio actual, ascendería a 1.7 billones (millones de millones) de pesos.

 

Revisar el sistema de pensiones de Petróleos Mexicanos será la primera tarea de José Antonio González Anaya al frente de la empresa productiva del Estado.

“He estado involucrado en varias reformas de pensiones, como la del IMSS o la del ISSSTE. Vamos a ver con el mismo enfoque: avanzando y respetando a los trabajadores. El presidente le da el absoluto respaldo a Pemex”, dijo González Anaya en entrevista con Radio Fórmula.

El funcionario, quien fue director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de 2012 hasta ayer, 8 de febrero de 2016, dijo que cuando llegó al instituto, enfrentó un grave problema de viabilidad financiera.

“El problema del IMSS era muy fuerte. Se dijo públicamente, en informe al Congreso, que sólo tenía dos años de reserva, y al cierre de 2015 anunciamos que el IMSS tiene viabilidad financiera al fin de la administración, es una tarea incompleta y tendrá que completarla Mikel (Arriola).”

González Anaya fue nombrado ayer por el presidente Enrique Peña Nieto como director de Pemex, en sustitución de Emilio Lozoya.

Al tercer trimestre de 2015, el pasivo laboral de Pemex ascendía a 90,548 millones de dólares (mdd) que, con el tipo de cambio actual, ascendería a 1.7 billones (millones de millones) de pesos.

En noviembre pasado, Pemex anunció un acuerdo con el Sindicato de Pemex (STPRM) para reducir los pasivos laborales y aumentar cinco años la edad de jubilación a los trabajadores con menos de 15 años de antigüedad, aunque la empresa no dijo cuánto significaría en reducciones estos acuerdos.

González Anaya no dijo en la entrevista radiofónica si los cambios en Pemex incluirían otro recorte de personas, como se hizo en 2015, y sólo hizo énfasis en que se respetarán los derechos de los trabajadores.

“Vamos a trabajar con ellos para buscar las mejores soluciones y llegar a acuerdos. Yo soy de Coatzacoalcos y tengo muchos amigos que trabajaron en Pemex”, agregó.