Plantean nueva estructura tributaria para Pemex

Foto: Reuters.

El subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Miguel Messmacher, dijo que la reforma contempla una nueva estructura tributaria para que Pemex deje de pagar el actual Derecho Ordinario sobre los Hidrocarburos (DOH) con una tasa del 71.5%, y pase a una regalía mucho más baja.

 

Reuters

 

México sustituiría un derecho que paga la petrolera estatal Pemex por la explotación y exploración de hidrocarburos por una regalía mucho menos costosa, un punto clave en la reforma energética presentada por el presidente Enrique Peña Nieto al Congreso con el que busca seducir a capitales privados.

El subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Miguel Messmacher, dijo que la reforma contempla una nueva estructura tributaria para que Pemex deje de pagar el actual Derecho Ordinario sobre los Hidrocarburos (DOH) con una tasa del 71.5%, y pase a una regalía mucho más baja.

“La idea es que sí vaya a ser bastante más chica. No hemos hablado todavía de montos específicos, pero sí la reducción va a ser bastante significativa”, dijo Messmacher el lunes en una entrevista con Reuters.

El nuevo esquema regiría para los contratos de ganancias compartidas que propuso el Gobierno dentro de la reforma y que permitirían a Petróleos Mexicanos (Pemex) asociarse con empresas privadas para explotar petróleo y gas, así como a las firmas entre sí, a través de licitaciones.

Según Messmacher, el nuevo formato sería mucho menos rígido que el actual, y tomaría en cuenta los costos a ser deducidos cuando se calculen y paguen los impuestos que debe tributar Pemex Exploración y Producción (PEP) a la nación.

Estos cambios se proponen en el marco del proyecto de reforma constitucional presentado por el Gobierno el 12 de agosto que permitirá ampliar la participación privada en el sector energético, un tema muy sensible en un país donde la industria petrolera fue nacionalizada en 1938 y es la principal fuente de ingresos.

Actualmente, el Gobierno se queda con un 24% de los ingresos petroleros totales destinados al sector público. Messmacher no quiso dar proyecciones sobre el eventual cambio a la composición si se aprueban las reformas.

 

Regalía similar

 

El nuevo régimen fiscal de Pemex estará incluido dentro de una amplia reforma tributaria que el Gobierno enviaría al Congreso antes del 8 de septiembre.

“En la parte de costos desaparecería la idea esta del límite absoluto de costos y nos moveríamos más hacia una figura de estar auditando los costos de Pemex”, los cuales, dijo Messmacher, en la actualidad no pueden ser supervisados ni por Hacienda ni por la autoridad tributaria.

“La regalía intentará ser más o menos parecida para todos los campos, pero habrá más flexibilidad por el lado de los costos”, agregó.

Para Messmacher, esta estructura de impuestos permitirá a PEP pagar el Impuesto sobre la Renta (ISR) y además dejar “una cantidad más grande de utilidades para Pemex después del pago de impuestos”.

Pemex reportó una pérdida neta de 49,000 millones de pesos (mdp) (unos 3,800 millones de dólares) en el segundo trimestre de 2013, frente a los 33,579 mdp del mismo periodo del año pasado.

De sus ingresos totales, de 393,151 mdp, casi el 53% -208,300 mdp- fueron impuestos causados.