¿Por qué Facebook debe comprar Waze?

Especial

No todo es miel sobre hojuelas para la red social fundada por Zuckerberg, su crecimiento se ha desacelerado y concentrado en países en desarrollo donde  la monetización es menor. Adquirir la app de información de tráfico podría darle aire a su negocio.

 

Por Tomio Geron y Ryan Mac

 

A principios de abril, Mark Zuckerberg ofreció una conferencia de prensa para lanzar el llamativo Facebook Home, una nueva aplicación para Android que convierte un teléfono en un dispositivo siempre conectado a Facebook. Su portada se alimenta con las actualizaciones del muro y su sistema de chat utiliza la aplicación de mensajes de la misma red.

Facebook Home fue inmediatamente apaleado por la crítica, obteniendo 2.3 de 5 estrellas en 17,000 calificaciones contabilizadas por la tienda Google Play. La aplicación ha caído tanto que no está ni siquiera dentro de las 300 más descargadas según la firma de seguimiento App Annie. Algunos se preguntan ahora si el HTC First, el nuevo smartphone con Facebook Home preinstalado, será descontinuado luego de que AT&T redujera recientemente su precio de 99 dólares a 99 centavos.

Zuckerberg tiene un problema en sus manos si el desencanto inicial de Home indica una lucha por venir para acumular mayor presencia y atención por parte de los usuarios de telefonía móvil. Facebook obtuvo del sector móvil 30% de sus 1,250 millones de dólares en ingresos por publicidad en el primer trimestre de 2013, frente al 23% del trimestre anterior, pero su arsenal es prácticamente sólo su aplicación original, una aplicación de mensajería (que no tiene anuncios), su sitio móvil e Instagram (que tampoco tiene anuncios). Se necesitan más atractivos en los teléfonos inteligentes para llegar a los usuarios más jóvenes, que cada vez más optan por pasar el rato en aplicaciones sociales más recientes como Snapchat, WhatsApp y Path. En el móvil, la capacidad de Facebook para exprimir sus ingresos por publicidad está cercada por Apple, la que no permite que Facebook o cualquier otra persona compre productos digitales fuera de la App Store, y por la ampliación de la huella de aplicaciones de Google, como Maps, Hangouts, YouTube, su app de búsqueda móvil.

La ley de los grandes números también está alcanzando a Zuckerberg y compañía. Ahora, con más de mil millones de usuarios, el crecimiento de Facebook se redujo a 23% en usuarios activos mensuales en el primer trimestre, por debajo del 32% de crecimiento del año anterior y un 53% en junio de 2011. La mayor parte de su crecimiento proviene de Asia y otros mercados en desarrollo, donde la monetización es mucho menor. Por ejemplo, el ingreso promedio por usuario es de 64 centavos de dólar en Asia para Facebook, en comparación con 3.50 dólares en Estados Unidos y Canadá.

Es por eso que la noticia de la posible adquisición de Waze, el startup de navegación social, de Facebook tiene mucho sentido. Waze es una red social gratuita, con publicidad, con más de 40 millones de conductores altamente comprometidos que han cambiado la aplicación por el GPS tradicional. El servicio devora el flujo de datos de estado de las carreteras y ofrece datos sobre el tránsito en tiempo real y alertas de tráfico. Facebook y Waze se reúnen casi a diario para discutir un acuerdo que podría ser valuado en hasta 1,000 mdd, según fuentes cercanas a las empresas. Ni Facebook ni Waze, con sede en Israel, hicieron comentarios.

Los conductores que se unen a Waze tienen perfiles propios y pueden enviarse mensajes entre ellos, pero también son rastreados y se les puede alimentar de anuncios dirigidos a destinos cercanos, ayudando a Facebook en su juego, hasta ahora sin éxito, de ponerse al día con Google en el mercado de la publicidad local. Waze es el tipo de herramienta imprescindible que Facebook necesita si va a extenderse aún más en la vida de los usuarios. Un viajero en el centro de Los Ángeles va a estar más preocupados por el tiempo que le tomará llegar a casa por la autopista que por las fotos del último viaje de uno de sus amigos de la preparatoria.

Si Facebook termina comprando Waze, es probable que lo maneje como una no intervención, al igual que lo ha hecho con su adquisición de Instagram el año pasado, la cual le costó 740 mdd. El acuerdo también fue motivado por el apetito de Facebook de una enorme base de usuarios que no poseía. Waze podría ser sólo otra forma de comprar amigos.