Préstamos al sector privado en zona euro se contraen

Foto: Reuters.

El crédito retrocedió un 1.9% de acuerdo con datos divulgados del BCE, lo que mantiene en una constante presión al banco, pues deberá mantener sus tasas de interés en niveles bajos.

 

Reuters

FRANCFORT  – Los préstamos al sector privado de la zona euro se contrajeron más en julio, arrastrando la naciente recuperación económica del bloque y manteniendo la presión sobre el Banco Central Europeo para que deje su política monetaria expansiva.

El crédito al sector privado se contrajo un 1.9% interanual, mostraron datos divulgados por el Banco Central Europeo (BCE).

Un desglose de la cifra regional, que igualó el menor de los pronósticos de un sondeo de Reuters entre economistas, mostró que los declives fueron generalmente más pronunciados en la atribulada periferia de la zona euro, lo que sumó evidencias de que la recuperación es dispar.

El BCE ha vinculado su “orientación futura” sobre las tasas de interés a que el panorama inflacionario y las dinámicas monetarias se mantengan contenidas, un escenario que el dato del miércoles mostró que está claramente intacto.

“Esto refuerza la visión de que las presiones inflacionarias subyacentes en la zona euro permanecen muy contenidas, lo que permite que el BCE mantenga las tasas de interés a los bajos niveles actuales por un período extendido”, comentó el economista de ING Martin van Vliet.

El suministro de dinero M3 de la zona euro, una medida más general de dinero en la economía, creció a un ritmo anual de un 2.2% en julio, afirmó el BCE, una desaceleración desde un 2.4% en junio, pero sobre el pronóstico consensual de un 2.1% arrojado por un sondeo de Reuters entre analistas.

Las débiles cifras de suministro de dinero y de préstamos contrastaron con otros datos más positivos, aunque la recuperación del bloque ha sido liderada por Alemania, donde la confianza empresarial alcanzó en agosto su mayor nivel en 16 meses.

Con buena parte de la periferia de la zona euro aún en recesión, las inversiones y el gasto están contenidos, mientras que los bancos están restringiendo el crédito para reparar sus hojas de balance, una combinación que arriesga a condenar al bloque a un recuperación dispar y anémica.

En términos ajustados, la caída en los préstamos al sector privado fue de un 1.4% interanual, la mayor jamás registrada.

Un sondeo del BCE divulgado en julio mostró que los bancos de la zona euro, enfrentados a requerimientos de capital más estrictos, endurecieron sus estándares para créditos tanto corporativos como hipotecarios en el segundo trimestre, pese a que su acceso al financiamiento mejoró.

Los bancos otorgaron a empresas no financieras 21,000 millones de euros (mde) menos en préstamos en julio que en el mes anterior, tras una caída de 12,000 mde en junio.

Los créditos registraron su mayor baja en España, con un retroceso del 10% interanual. Los únicos países con tasas de crecimiento en los préstamos fueron Finlandia, Estonia y Holanda.