Pymes: incubadoras, financiamientos, ideas… ¿Qué falta?

Foto: Reuters

Aún falta mucho apoyo para lograr que las Pymes en nuestro país puedan generar un número cada vez más elevado de empresas exitosas, pero lo que falta no debe detener la generación de ideas y de microempresas.

 

 

La chamba de las Pymes es complicada, sin embargo es también parte fundamental en el desarrollo de cualquier país. No hay economía en el mundo donde el porcentaje de Pymes sea menor al 90% del total de empresas que la integren. En el caso de México, el 99% de las empresas que existen son Pymes, y son ellas las que generan más del 70% de los empleos en el país.

En nuestro México, hasta hace un par de décadas, las Pymes habían permanecido en el olvido. Existían efímeros programas gubernamentales para impulsarlas, no existían incubadoras, no existían financiamientos adecuados; vamos, no existía una cultura de apoyo en torno a este sector de la economía que genera dos terceras partes de los empleos en el país. El término emprendedor pasaba prácticamente desapercibido en escuelas, instituciones de gobierno e incluso en las grandes empresas.

Hoy, la situación ha cambiado. Ahora es fácil encontrar incubadoras de negocios en un buen número de instituciones de educación superior y de gobierno, además de incubadoras privadas. También es común encontrar reconocimientos y concursos para emprendedores donde los seleccionados y ganadores reciben apoyo económico o en especie para impulsar sus ideas o sus microempresas. Las Pymes también cuentan actualmente con la posibilidad de vender sus productos al gobierno federal y a los gobiernos locales, que este año destinarán unos 80,000 millones de pesos en compras de insumos a este sector.

Ser emprendedor significa en la actualidad pertenecer a esos pocos que se atreven a iniciar un negocio. En muchas ocasiones, lo hacen con recursos suficientes para poner en marcha sus ideas, pero casi siempre la valentía de los emprendedores los arroja al ruedo de los negocios prácticamente sin nada, únicamente con sus ideas y sus ganas de forjar una empresa.

Es cierto que aún falta mucho apoyo para lograr que las Pymes en nuestro país puedan generar un número cada vez más elevado de empresas exitosas, sin embargo, la generación de ideas y de microempresas no debe detenerse. Es importante seguir cultivando y despertando la “cosquilla” emprendedora de todos aquellos que en un momento de sus vidas han pensado en echar a andar una idea o emprender un negocio.

Ya están las incubadoras, ya hay financiamientos, ya se cuenta con apoyos de instituciones gubernamentales, ya existen premios y galardones que entregan apoyo en efectivo o especie. Hay ideas innovadoras, hay ganas, hay mexicanos trabajadores, ¿qué falta? Ahí se los dejo de tarea.

 

 

Contacto:

Twitter: @elopez_loyola

Email: [email protected]

Email: [email protected]

  • Richard Gress

    Excelente nota! Son buenas las iniciativas de las escuelas hacia las Pymes, los bancos ya se estan dando cuenta de que es un excelente nicho y estan abriendo creditos, ya se les puede vender al gobierno… en mi punto de vista faltarian estimulos fiscales, pero vamos por buen camino.

    Felicidades al Autor!

    Richard Gress

  • Lalito Guzmán

    Buen dato el que aportas sobre el empleo que generan las Pymes… Hay estímulos, programas, concursos, pero sólo llegan a unos cuantos de los miles de pequeños empresarios que buscan crecer… Y pregunto qué sucede con el comercio informal, muchos de estos comerciantes en algún momento soñaron con ser microempresarios… ¿Qué sucedió, por qué se truncó esa aspiración? Imaginemos por un momento que tan solo la mitad de esos “negocios informales” paguen impuestos, generen empleos y abran oportunidades de creimiento para otros nichos… qué pasaría?… ¿Porqué no sigieron adelante en sus planes de abrir un negocio, desidia, trámites burocráticos, corrupción? Por ahi debemos empezar, por expandir una cultura de la formalidad y el buen manejo de los negocios, atraerlos con buenos créditos y eliminar las trabas del mugre papeleo, para que sea más expedito abrir un negocio… así, si el gobierno y el empresario crecen juntos, crecemos todos..
    Saludos tocayo… estamos en contacto…

  • Claudia Martínez Jaimes

    Pues creo que falta un poco de dinero, espacios que no se vendan o se renten tan caros, y que sea más práctico el modo de lograr poner el negocio eso creo que falta.
    Estamos hartos de los trámites engorrosos con N cantidad de copias, sellos y firmas, eso desanima. Creo que más de un mexicano deseamos tener un negocio en forma.

  • Lourdes Aguilar

    Cuando supe el dato del porcentaje de empleos que generan las Pymes me impresionó, pues generalmente no se les da la importancia que tienen. Esto debe ser una motivación para animarnos a iniciar nuestras propias negocios, que aunque no es tan fácil, pues se requiere de mucho trabajo y buena planeación, actualmente se cuenta con muchas instituciones que ofrecen créditos y asesoría, para que no nos quedemos en el intento.

    Felicidades por la publicación.

  • Ana M Islas

    Lo que hace falta es que la gente en verdad emprendedora tenga acceso a esos apoyos y que en el camino no se topen con mafias que hacen fraude con ese tipo de negocios.
    Además que la gente esté más informada sobre las incubadoras y las ventajas que pueden tener para su negocio. Mucha gente todavía se guarda las buenas ideas por miedo a que se las roben… Saludos!

  • Eloísa Martínez Chávez

    Nos dejas una tarea difícil, eso mismo me he preguntado. No es posible que teniendo todas esas oportunidades, aún sigan muriendo las microempresas antes de su primer año. Yo creo que todos inician su negocio con grandes ilusiones, pero creo el ingrediente faltante es el “conocimiento y la disciplina emprendedora” ¿Què opinas?. Las escuelas no están formando empresarios, y esa disciplina tampoco la obtenemos del medio en que vivimos. Espero que en esta sección, poco a poco nos vayas apoyando en encontrar esa fórmula secreta. Felicidades por esta primer nota, en lo personal, me interesa mucho lo que nos puedas compartir. Saludos y un abrazo.

    • Gilberto

      Estimada Eloísa: vi tu invitación de Linkedin, pero no se por qué no puedo entrar. Me da mucho gusto saber de tí, y me interesa platicar contigo, pues estoy haciendo una investigación sobre temas donde tu eres experta. Tu tienes mi correo, saludos: Gilberto
      26 diciembre