Qualcomm podría alimentar los data centers de Google

Qualcomm va por el mercado de Intel. (Foto: Cortesía de Qualcomm.)
Qualcomm va por el mercado de Intel. (Foto: Cortesía de Qualcomm.)

Al igual que el 99% del mercado, Google sólo usa chips de Intel en sus centros de datos, pero eso podría estar por cambiar.

 

Por Aaron Tilley

Actualmente, la joya de la corona para Intel es el centro de datos. Es una de las divisiones de más rápido crecimiento y más rentables para el fabricante de chips con sede en Santa Clara, California. En 2015, ese negocio aportó 16,000 millones de dólares (mdd) en ingresos con ganancias por 7,800 mdd. Sus chips de procesamiento para data centers tiene una participación de mercado de 99%, y por ello, Intel pueden cobrar precios tan altos como quiera a aquellas empresas que quieran sus productos.

Pero uno de los mayores clientes de Intel en Estados Unidos –y en el mundo–, Google, quiere una mayor competencia y ha acudido al rival de Intel, Qualcomm, en busca de ayuda. En el día del analista de Qualcomm, el próximo jueves, es probable que Google exprese su apoyo a los procesadores basados ​​en la arquitectura de chips ARM (en lugar de la arquitectura de chips x86 de Intel), de acuerdo a personas familiarizadas con el asunto.

Bloomberg fue el primero en informar que Google podría apoyar los esfuerzos de chips para servidores de Qualcomm la semana pasada, pero no se espera que se anuncie una asociación oficial entre las dos empresas esta semana, dijeron fuentes a Forbes. Aún así, los reportes indican que Google está interesado en que un jugador como Qualcomm prospere. Bloomberg también informó de que las empresas ya trabajan juntas en un chip para servidores y que Google usará los procesadores de Qualcomm sólo los chips cumplen con ciertos parámetros de desempeño.

Dado que todo será mostrado en un video, es difícil saber cuán significativa podría ser la aparición. En el pasado, Google ha expresado su apoyo a otros chips. Como PC World señala, Google mostró su apoyo por el procesador Power de IBM hace dos años, pero no ha ocurrido mucho desde entonces. Google, que prefiere guardar silencio sobre qué tecnología usa exactamente, no ha dado ninguna indicación acerca de si ha aumentado la adopción del hardware de IBM en sus centros de datos.

Meterse a los data centers de Google sería un logro de gran relevancia para Qualcomm. Google es uno de los mayores compradores de tecnología de centros de datos para apoyar su gigantesca infraestructura de servicios de Internet. Google planea gastar 12,000 mdd en su negocio de la nube este año, y comprar un estimado de 300,000 chips durante el trimestre. En una nota, Pacific Crest Securities estima que Qualcomm podría conseguir ingresos anuales adicionales por 450 mdd si logra la asociación, lo que afectaría a los ingresos de Intel en unos 1,300 mdd.

El negocio de servidores de Qualcomm aún está en sus primeros días. Qualcomm, cuyo principal producto son los chips inalámbricos y de procesamiento de gran parte del mercado de teléfonos inteligentes de gama alta, anunció por primera vez su plan para entrar en el negocio de centro de datos en el día del analista de 2014. En el evento, Qualcomm mostró un video con el vicepresidente de ingeniería de infraestructura de Facebook, Jay Parikh, expresando su apoyo a los planes de Qualcomm para los centros de datos. “Los servidores basados ​​en ARM de Qualcomm nos dan la posibilidad de reconsiderar la forma en que hemos construido ciertas partes de nuestra infraestructura”, dijo en el video, citado por el Wall Street Journal.

Qualcomm todavía no ha puesto en el mercado su primer chip para servidores. En octubre pasado, reveló algunos detalles de un “sistema en un chip, o SOC” basado en ARM con 24 núcleos que podrían manejar cargas de procesamiento a niveles de un servidor. También anunció una alianza con el gobierno regional de la provincia de Guizhou, situado en el suroeste de China, para formar una empresa conjunta para la implementación de chips para servidores de Qualcomm en el país. El gobierno de la provincia china y Qualcomm están invirtiendo en conjunto 280 mdd en la nueva empresa. El 55% será propiedad del gobierno de Guizhou, mientras que el resto será controlado por Qualcomm.

Si eres una compañía en busca de una alternativa a los procesadores de Intel, encontrarás que el camino está lleno de obstáculos. Durante los últimos años, varias empresas han anunciado esfuerzos por iniciar la venta de procesadores basados ​​en ARM para el centro de datos, pero por lo general se han quedado en el camino cuando su silicio resultó ser demasiado débil para manejar las cargas de procesamiento de centros de datos. Calxeda, por ejemplo, cerró en 2013 después de levantar más de 90 mdd en capital de riesgo para construir chips ARM para servidores. La arquitectura ARM que licencia Qualcomm está particularmente bien adaptada para dispositivos de baja potencia, como teléfonos y tabletas, pero no para servidores de alto consumo de energía.

Qualcomm y Google declinaron hacer comentarios a esta nota.