¿Qué es el marketing de contenidos?

Foto: Reuters.

Esta estrategia no sólo se trata de generar tráfico, sino de crear empatía y discusiones alrededor de las propuestas de la marca.

 

Una de las preguntas más frecuentes de los community managers es cómo generar tráfico y/o seguidores en las redes que administran. Y es que a pesar de todos sus esfuerzos, no logran ni la interacción adecuada, ni constituirse como referencia para su nube de usuarios. Si uno se asoma a sus cuentas, puede pasar un arbusto rodante de tan desiertas que están. En este sentido, el marketing de contenidos puede presentar una solución viable y confiable para rescatar esas redes.

El marketing de contenidos se refiere a un conjunto de estrategias que van orientadas a buscar, desarrollar y entregar contenidos a los usuarios y seguidores de una marca con el fin no sólo de generar tráfico, sino de crear empatía y discusiones alrededor de las propuestas de la marca.

Es decir, a través de dicha estrategia entregaremos a los usuarios una serie de contenidos que van a ampliar la experiencia y el concepto de nuestra marca hacia las redes sociales. Así a través de nuestras publicaciones, pines o tuits vamos a dar al usuario contenido que no sólo sea atractivo, sino coherente con el concepto de nuestra marca.

En entregas anteriores, habíamos comentado que cuando una marca llega a las redes sociales, por fuerza adquiere una personalidad. Lo siguiente es reflejar ese carácter y voz a través de  su acción e interacción con los demás usuarios. En otras palabras, el contenido que vamos a compartir en nuestras redes sociales es el contenido que nuestros usuarios esperan ver.

Una de las reglas no escritas del éxito en los social media es la meritocracia. Es decir, ¿qué méritos tenemos como para que los demás usuarios nos sigan? Si yo le doy algo a los demás, entonces los demás me seguirán. Pensar que el nombre de nuestra marca es suficiente es un error: los usuarios esperan algo de nosotros, no nos van a seguir sólo porque sí. Lo que debemos ofrecer es contenido seleccionado, curado, que coincida con las expectativas que se tienen de la marca.

Por ejemplo, si se trata de una marca orientada al público femenino y a su salud, entonces las usuarias esperarán encontrar contenidos sobre salud, belleza, sexualidad e incluso autoestima. Por otra parte, si se trata de una marca dirigida a los hombres que explota el concepto de virilidad, seguro los usuarios esperarán ver contenidos sobre chicas, sexo y tips para ligar.

Para desarrollar una estrategia de marketing de contenidos es importante tomar en cuenta los siguientes aspectos:

1. La percepción del usuario. Es muy importante saber qué piensan los usuarios de la marca y cómo la perciben. De esta manera podremos entender no sólo qué actitud tienen frente a la marca, sino cuáles son sus intereses y sabremos qué esperan de la marca.

2. La experiencia del usuario. Cuando el usuario se acerca a nuestras redes sociales, es muy importante saber qué experiencia va a tener. ¿Va a divertirse? ¿A aprender? ¿Se va a sentir identificado? ¿Va a satisfacer su curiosidad? ¿Le vamos a ayudar? ¿O va a descubrir algo? Antes de compartir contenido, debemos saber qué vamos a ofrecer, cómo vamos a reforzar nuestra marca y, sobre todo, cómo vamos a mantener coherencia entre el branding y la comunicación que ejercemos.

3. Curaduría y programación de contenidos. Partamos de un hecho: la marca se dedica a fabricar/proporcionar algún producto o servicio. Y el community manager se dedica a administrar la comunicación. Por tanto es casi imposible que produzcamos o desarrollemos todos los contenidos de nuestras redes. Imagine los costos que tendría tomar un portafolio fotográfico a una chica diariamente; o la cantidad de articulistas que deberíamos tener para satisfacer las necesidades de información de nuestros usuarios. Es perfectamente válido buscar y compartir los contenidos de la red, siempre y cuando se integren a nuestro plan de comunicación y tengan coherencia con la personalidad de la marca.

De regalo, tres herramientas para curar contenidos:

Scoop.it Es una herramienta diseñada específicamente para curar contenidos. Se basa en que el usuario puede seleccionar temas e ir armando colecciones que se comparten a través de las redes sociales.

Interesante.com Este sitio combina las funciones de Pinterest y Delicious. La lógica es que los usuarios armen colecciones y exploren los intereses de los demás. La gran ventaja es que la mayor parte del contenido está en español.

Stumble Upon El clásico de clásicos. La idea es que los usuarios entren, escojan intereses y automáticamente obtienen un número casi infinito de páginas de Internet etiquetadas con lo que uno busca.
mkt_buena

Contacto:
@sincreatividad