¿Quieres un trabajo? Prepárate para el multitasking

Foto: Reuters.

Ya sea por el efecto real de la crisis o por capricho de las empresas, es cada vez más común encontrarse con que contar con múltiples habilidades, a veces de puestos distintos, son necesarias para conseguir (o mantener) un trabajo.

 

Éste es un post invitado de Mistry Rahul, creador de contenidos para 123-reg.

 

A medida que la crisis económica continúa, las empresas están pidiendo a sus empleados asumir múltiples tareas. Recientemente, el Chicago Sun-Times despidió a sus fotógrafos y pidió a sus reporteros que tomaran fotos con sus iPhones. En este nuevo mundo laboral, las oportunidades de empleo serán para los que puedan jugar varios roles diferentes. El desarrollo de múltiples habilidades no sólo puede ayudarte a encontrar un trabajo, sino que también podría ayudarte a mantener tu empleo.

En el transcurso de la vida, la persona promedio tiene alrededor de 10 trabajos a través de empresas carreras diferentes, según estudios. Por supuesto, los trabajadores son más propensos a cambiar de trabajo cuando son jóvenes y no tienen dependientes, pero uno de cada cinco trabajadores mayores de 50 años, quien se encuentra a menos de 10 años de la jubilación también contempla un cambio de carrera.

En una época en que las empresas buscan empleados polivalentes, el aprendizaje de nuevas habilidades puede tener un profundo efecto en tu carrera. Si es tu primer trabajo, un cambio de empresa o una mejora de tu posición actual, conseguirás una mayor movilidad mostrando que está dispuesto a aprender y evolucionar. Aquí hay algunas maneras para aprender nuevas habilidades.

Aprende en línea. Internet ha abierto muchas posibilidades de aprendizaje, permitiéndonos adquirir nuevas habilidades en Youtube, a través de seminarios y tutorías en línea, e incluso tomando cursos gratuitos impartidos por algunas de las mejores universidades del mundo. Puedes aprender a tu propio ritmo a lo hora que tú decidas, ya sea que busques dominar Excel, un paquete de software especializado o incluso aprender programación.

Ve en persona. Otros enfoques de aprendizaje menos digitalmente orientados incluyen la asistencia a conferencias, voluntariado y pasantías. Éstos pueden proporcionar la experiencia básica que las empresas buscan, lo que te haría infinitamente más atractivo como candidato.

Capacítate en horas de trabajo. Aprovecha cualquier entrenamiento formal o informal que ofrezca tu empresa. A la larga, es mucho más beneficioso financieramente para un empleador nutrir a sus empleados en puestos intermedios y verlos crecer a medida que avanzan a través de las filas de la empresa.

Para mí, perfeccionar nuevas habilidades era un antídoto para el aburrimiento y la frustración del desempleo. Después de obtener un título en ingeniería en 2010, pasé muchos meses buscando trabajo. Mientras seguía buscando un “trabajo ideal” en mi campo, uno de los asesores de carrera que he consultado me sugirió elaborar un currículum basado en habilidades. Destaque mis habilidades de escritura, comunicación y el conocimiento técnico aprendido ayudando a un amigo en su página web, junto con mis habilidades de servicio al cliente y de trabajo en equipo que adquirí a través de algunos trabajos en la universidad.

Siguiendo este consejo que conseguí un trabajo como pasante en una firma de marketing y copy. Ello me permitió aumentar mi experiencia laboral y volví al mercado de trabajo después de unos meses de desempleo.

Es poco probable que este trabajo sea una carrera a largo plazo: estadísticas recientes indican que la persona promedio de hoy sólo pasa alrededor de 4.4 años en un puesto de trabajo antes de cambiar. Sin embargo, he descubierto que el aprendizaje no termina cuando terminas la carrera. Los trabajos que son esenciales hoy en día pueden ser obsoletos mañana. Todos debemos estar dispuestos a adaptarnos.