Científicos rastrean las ‘huellas’ del cáncer

Foto: Reuters.

El equipo analizó los códigos genéticos de 7,042 casos de personas con el padecimiento en todo el mundo, cubriendo 30 tipos diferentes para encontrar patrones en las mutaciones.

 

Reuters

 

Investigadores de Reino Unido han trazado el primer mapa global de los procesos mutacionales que hay detrás del desarrollo de tumores, lo que debería llevar en el futuro a mejores formas para tratar y evitar una amplia serie de cánceres.

En un estudio publicado en la revista Nature el miércoles, los investigadores que analizaron más de 7,000 genomas, o códigos genéticos, de las formas comunes de cáncer descubrieron 21 de las llamadas “huellas” de los procesos que mutan el ADN.

“Se trata de un paso importante para descubrir los procesos que llevan a la formación del cáncer”, dijo Serena Nik-Zainal, del Instituto Wellcome Trust Sanger, que trabajó en la investigación.

“A través de un análisis detallado, podemos empezar a usar la abrumadora cantidad de información sepultada en el ADN de los cánceres para aprovecharnos de ella en términos de entender cómo y por qué surge un cáncer”, dijo.

Todos los tipos de cáncer están causados por una mutación del ADN que tiene lugar en las células del cuerpo durante la vida.

Los científicos tienen claras algunas cosas, como que los químicos del tabaco causan mutaciones en las células de los pulmones que llevan al cáncer de pulmón, o que la luz ultravioleta favorece las mutaciones de las células de la piel que llevan a un cáncer de piel.

Pero aún tienen que averiguar los procesos biológicos que causan las mutaciones de la mayoría de los cánceres.

“Estamos empezando a saber bastante de las consecuencias de estas mutaciones. Pero realmente tenemos una comprensión realmente rudimentaria de lo que causa una mutación en primer lugar”, dijo Mike Stratton, director del Instituto Sanger e investigador jefe de este estudio.

“Y después de todo, las cosas que causan estas mutaciones son las causas del cáncer”.

El equipo analizó los códigos genéticos de 7,042 casos de cáncer en personas de todo el mundo, cubriendo 30 tipos diferentes de la enfermedad, para ver si podían encontrar patrones, o huellas, de los procesos mutacionales.

Descubrieron que todos los cánceres contenían dos o más huellas, un hallazgo que muestra la variedad de procesos que trabajan conjuntamente cuando se desarrolla un cáncer.

También hallaron que los diferentes cánceres tienen diferentes procesos mutacionales. Mientras que dos procesos mutacionales subrayan el desarrollo del cáncer de ovario, hay seis detrás del desarrollo del cáncer de hígado, dijeron los investigadores.

Y también se encuentran algunas huellas en múltiples tipos de cáncer, mientras que otras sólo se hallan en un tipo. De los 30 cánceres, 25 tenían huellas de procesos mutacionales vinculados con el envejecimiento.

En una sugerencia de qué puede estar detrás de muchos cánceres comunes, el equipo también halló que una familia de enzimas llamada APOBECs, conocidas por mutar el ADN, estuvo relaciona con más de la mitad de los tipos de cánceres estudiados.

Los APOBECs pueden ser activados cuando el cuerpo responde a una infección viral. Los investigadores dijeron que podía ser que las “huellas” resultantes sean daños colaterales en el genoma humano causados por las enzimas que actúan para proteger a las células de los virus.

Stratton describió los resultados como el descubrimiento de las “huellas arqueológicas” de muchos procesos mutacionales que conducen a la mayoría de los cánceres.

“Este compendio de huellas mutacionales y la consecuente comprensión de los procesos mutacionales tiene profundas implicaciones para el entendimiento del cáncer”, dijo.