Reforma en telecom, ¿pesadilla en publicidad?

Foto: Reuters

El ‘pastel publicitario’ podría no alcanzar para todos una vez que existan cuatro cadenas de televisión. Los medios alternos de comunicación ya empezaron a marcar la pauta del nuevo rumbo de la industria.

 

Uno de los grandes efectos que traerá la reforma de telecomunicaciones en México es una considerable  inversión por parte de inversionistas nacionales y extranjeros que, en conjunto con la digitalización de la radio y la puesta en operación en breve del satélite que se lanzó el año pasado, generará compra de cajas, cables, redes digitales y equipos y generará trabajos directos e indirectos; el sector va a adquirir muy buen dinamismo.

Pero la gran duda es, ¿qué pasará con el sector publicitario cuando ya esté en funcionamiento lo prometido por la reforma, cuando tengamos un mercado con 4 cadenas de televisión, radio digital, radio pública con capacidad de patrocinios comerciales legales y las empresas grandes de telefonía celular y de televisión estén compitiendo indiscriminadamente en generación de contenidos y oferta de servicios de  telefonía celular, venta de servicios de redes 4G, Internet gratis, y con jugadores internacionales en terreno nacional? ¿El famoso pastel publicitario alcanzará para todos?

En México los últimos años hemos visto como poco a poco los anunciantes han ido migrando de la televisión a Internet, los canales de YouTube y las redes sociales. Lo moderno es personalizar la publicidad y con la oferta abierta de contenidos, rapidez en las redes, mejores servicios y precios, la publicidad saldrá por las ventanas de las cadenas televisivas para acomodarse en el gusto de los jóvenes, quienes son los consumidores de moda y los más atractivos.

Ahora, desafortunadamente los empresarios en México no tienen cultura de anunciarse, sigue prevaleciendo la idea de que, cuando hay que recortar presupuestos, el primero que se recorta es el dinero de la inversión en mercadotecnia y publicidad. Esto representa un gran reto para el gobierno de Peña Nieto y que, ojalá, con la idea de los cinco gabinetes creados y una cabeza del sector, se esté vislumbrando atender el asunto, ya que es un problema que es necesario atacar desde muchos ángulos.

La parte de la desconcentración y creación de más canales ya se está dando, pero es necesario educar a las empresas en la inversión de marca y de la creación de imagen a los productos y servicios; también, es importante dar apoyo a las Pymes que hoy son un gran motor de la economía, ya que son las empresas que necesitan aprender a manejar mercadotecnia y publicidad para vender más y ampliar sus mercados, pero también necesitan apoyo económico y créditos comerciales.

Hoy, en México y en muchos países, se sigue con toda una infraestructura empresarial, legal y crediticia para las empresas grandes o multinacionales cuando es necesario empezar a cambiar las reglas para que las empresas pequeñas y medianas tengan estructuras más flexibles; un ejemplo son los bancos y el manejo de los riesgos y las exigencias para los créditos comerciales, no tienen flexibilidad aun para las verdaderas Pymes  y, si no se tiene un crédito disponible, ¿cómo creemos que se pueda crecer el marcado publicitario para las nuevas cadenas de televisión y radio?

En este caso el mercado natural para el desarrollo del mercado publicitario secundario de las Pymes, es la opción de Google, YouTube y las redes sociales.

Gran reto tiene el sector productivo de balancear el mercado publicitario para tanta oferta que se está creando.

 

Contacto

Mail:[email protected]

Twitter: @Marcovherrera