Dell reporta una caída trimestral de 72% en sus ganancias

Foto: Reuters.

Dell en los últimos años, se ha convertido en una de las victimas más prominentes de la erosión del mercado de computadores personales por los dispositivos móviles.

 

Reuters

 

SAN FRANCISCO – Dell Inc, compañía envuelta en una contienda de adquisición entre su presidente fundador y el inversor activista Carl Icahn, reportó el jueves una caída de un 72% en sus ganancias trimestrales debido a que las ventas de computadores personales extendieron su espiral descendente.

Dell, que una vez encabezó las ventas mundiales de computadores y era considerada como un modelo de innovación de la cadena de producción, en los últimos años se ha convertido en una de las victimas más prominentes de la erosión del mercado de computadores personales por los dispositivos móviles.

Las ventas de la división de computación de usuario final, que incorpora computadores, descendieron un 5% a 9,100 millones de dólares (mdd).

El tercer mayor fabricante de computadores personales del mundo reportó ventas de 14,500 mdd en el segundo trimestre fiscal, estable respecto a un año antes pero superando los 14,200 mdd que los analistas esperaban en promedio.

La compañía registró una ganancia neta de 204 millones de dólares o 12 centavos por acción en el segundo trimestre fiscal, que se compara con 732 millones de dólares o 42 centavos por acción en el mismo período del año anterior.

Excluyendo items, tuvo una utilidad de 25 centavos por acción, apenas superando el pronóstico promedio de 24 centavos, de acuerdo a Thomson Reuters I/B/E/S.

Los márgenes brutos descendieron un punto porcentual respecto al trimestre anterior al 19.6%.

Dell ha estado envuelta durante meses en una amarga contienda sobre su futuro, con el fundador y presidente ejecutivo Michael Dell proponiendo una compra por 25,000 mdd para retirar de la bolsa a la compañía, mientras Icahn encabeza la oposición de los accionistas sobre la base de que la oferta es demasiado baja.

La incertidumbre que se cierne sobre el futuro de Dell podría haber colaborado en el derrumbe de su rentabilidad.

Los analistas dicen que Dell ha tenido que recortar los precios agresivamente para persuadir a clientes que podrían estar nerviosos sobre los contratos a largo plazo con una compañía que está en medio de una complicada reestructuración, y debe competir en servicios para empresas con rivales mejor establecidos como Hewlett-Packard Co y IBM.

Las acciones de la compañía caían 1 centavo a 13.69 dólares en las operaciones después del cierre de la sesión.