Revive el pulpo de Verne

Foto: Cortesía de la marca

La elegancia y el estilo de vida deportivo no tienen por qué estar peleados. Octopus es el primer reloj para buzos de la marca inspirado en la colosal criatura que Julio Verne.

 

Por Clara Monroy

 

El espíritu lúdico de Romaine Jerome se hace presente en el nuevo modelo de la colección Titanic-DNA. Se trata del Octopus, el primer reloj para buzos de la marca inspirado en la colosal criatura que Julio Verne imaginara en Veinte mil leguas de viaje submarino.

Este reloj deportivo hace numerosas menciones al ocho, como un guiño con el número de tentáculos del animal; por ejemplo, tiene ocho tornillos de cabeza octagonal en la caja de 46 milímetros, así como en la parte posterior del reloj, donde se ve un pulpo grabado a mano. Las dos coronas –una para programar el reloj y la segunda para controlar el tiempo transcurrido– están adornadas con ocho remaches lo cual garantiza una resistencia al agua de 888 pies (270 m)  y cada modelo está limitado a 888 piezas. El reloj cuenta con un sistema interno de bisel de zafiro de rotación unidireccional con una graduación grabada de cinco minutos; los marcadores del anillo de capítulos están resaltados con Superluminova  “Blue Emission” que aseguran la máxima visibilidad bajo el agua y sus manecillas también son luminiscentes.

Al formar parte de la colección Titanic-DNA, el bisel mellado contiene acero oxidado y estabilizado del Titanic, su carátula tiene la intersección en forma de X con sus puntales atravesados y patas con acabado satinado y el interior de la correa de caucho negro presenta ventosas como los brazos de un pulpo. Puede encontrar el Octopus en tres versiones: acero, acero con capa de PVD negro y acero con capa de PVD negro con oro rojo.