Riesgos en sustentabilidad y desempeño financiero

Foto: Reuters

En la medida en que la empresa cuente con un mapeo de riesgos alineados al ámbito sustentable y su efecto en el desempeño financiero, tendrá mayor capacidad de respuesta para mitigarlos.

 

Por Daniel Aguiñaga, socio líder de Gobierno Corporativo y Sustentabilidad, Deloitte México.

 

Bien dicen que el riesgo más latente es aquel que nunca se tiene en consideración, y en términos sustentables, no es la excepción. ¿Realmente las empresas logran identificar cuál es el valor derivado de la administración y reporte de la información en sustentabilidad, desde una perspectiva más amplia?, ¿cuentan con un mapeo sobre el impacto de la organización en la sociedad, medio ambiente y a nivel económico?

En primer lugar, resulta clave definir cuál es el significado que la compañía y sus colaboradores tendrán como referencia al hablar de sustentabilidad. En términos prácticos, ésta se define como la capacidad de satisfacer las necesidades de las generaciones actuales, sin poner en detrimento la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas, desde tres ejes: económico y de gobierno corporativo, social y ambiental. La perspectiva empresarial de sustentabilidad significa, por lo tanto, la capacidad de la compañía de mantener el equilibrio dentro de estos tres pilares para lograr la perpetuidad de las operaciones.

Con el fin de convertirse en una empresa sustentable, las organizaciones deben identificar la información en sustentabilidad relevante para su negocio. Para ello, se debe evaluar el impacto de sus operaciones en los términos:

  • Económicos y de gobierno corporativo: a partir del valor económico que generan, no sólo para sus accionistas, sino para la comunidad en general
  • Sociales: tanto para sus empleados como para un público más amplio y
  • Ambientales: por ejemplo, sobre el consumo de recursos naturales.

Esta información en sustentabilidad, permitirá establecer una línea base sobre la cual se puede construir una estrategia integral que contemple los riesgos a los que está expuesta una empresa en el rubro sustentable, a fin de medir y determinar el impacto de éstos en el ámbito financiero de la organización.

Si bien no existe una definición estricta sobre riesgos en sustentabilidad, éstos se refieren a aquellos cambios en el contexto económico, ambiental y social que pueden impactar los temas de gobierno corporativo, estrategia, infraestructura y operaciones de la empresa y que afectan el desempeño y reputación de la empresa.

De esta manera, contar con información sobre procesos de sustentabilidad en la organización, puede ayudar a reducir la vulnerabilidad dentro de la cadena de valor, por ejemplo, al hablar de:

  • Riesgos de operaciones: emisiones de carbono, incumplimiento con regulación ambiental, huelgas de empleados o preocupaciones en temas de salud y seguridad, entre otros.
  • Riesgos en la cadena de proveeduría: trabajo infantil, escasez de recursos, desastres naturales, entre otros.
  • Riesgos de producto: materiales tóxicos, desempeño del producto, generación de residuos, etc.

Si bien esto conlleva un esfuerzo que parecería muy amplio o complejo, la administración y reporteo de elementos ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG), ha logrado tomar relevancia dentro del mercado financiero. La información de sustentabilidad ha sido definida por algunos como información no-financiera; sin embargo, el panorama es más amplio, pues en esta información recae el valor económico para la empresa, ya que el desempeño de una organización frente a las demandas y expectativas de sus grupos de interés tendrá- de manera directa o indirecta- relación con el desempeño económico de la organización.

Existen varias razones por las cuales los riesgos en temas ASG aumentarán su impacto en el desempeño financiero. Entre éstas se encuentran: 1) el hecho de que los inversionistas comienzan a prestar mayor atención a esta información; 2) la volatilidad de los negocios afectadas por el incremento regulatorio, eventos extremos e inconformidades sociales y 3) el incremento de las redes sociales y otros grupos que integran temas nuevos a la agenda de los negocios.

Sin embargo, una vez comprendida la información de sustentabilidad para la mitigación de riesgos, las empresas deberían de migrar esa información hacia la transformación de riesgos en oportunidades, lo cual le puede permitir liderazgo en la redefinición de los negocios en lo que respecta a su propósito en la sociedad.

Algunas de las preguntas que las empresas deberían de hacer en relación a la administración y reporte en temas de sustentabilidad, son:

  • ¿Considero indicadores para apoyar la mitigación de riesgos en sustentabilidad?
  • ¿Mantengo un sistema de medición, confiable y homologado sobre mis indicadores en sustentabilidad dentro de la amplitud de las operaciones?
  • ¿Publico mis avances en sustentabilidad, identificando áreas de oportunidad para ser tratadas en años posteriores?
  • ¿Comunico de manera efectiva mi desempeño en sustentabilidad hacia mi grupo de tomadores de decisiones (accionistas y órganos de gobierno)?

Comunicar los esfuerzos en los diversos temas de sustentabilidad, es relevante ya que permite a una empresa demostrar que se encuentra gestionando los riesgos asociados y que ha registrado su interés por el desempeño en los temas ASG.

Lo anterior, ha permitido que los inversionistas comiencen a ser un grupo de interés que se involucre en temas de sustentabilidad. Por ejemplo, la aparición de varios índices de sustentabilidad: el Dow Jones Sustainability Index, el FTSE4Good y en México el Índice IPC Sustentable, responde a que cada vez más el inversionista promedio (no sólo aquél enfocado en los temas de sustentabilidad) presta más atención, tanto a los impactos positivos como negativos del desempeño en temas ASG por parte de la empresa, impactando en el precio de la acción. Por ejemplo, un evento de seguridad que produjo la muerte de 29 trabajadores en una mina en Estados Unidos, provocó que la acción bajara 11% como evidencia de las débiles prácticas de seguridad. En un caso contrario, cuando una empresa se integró al DJSI entre 1999 y 2007, los retornos de la acción incrementaron después de su anuncio.

De esta manera, tanto el proceso de elaboración del reporte de sustentabilidad, como el producto en sí, permite a la Dirección e inversionistas conocer el desempeño de la organización en términos de sustentabilidad, la forma en que se gestionan los impactos y se responde ante los riesgos de los cambios en el contexto que rodea a la empresa.

En la medida en que se logre contar con un mapeo de riesgos alineados al ámbito sustentable y su efecto en el desempeño financiero, la compañía tendrá mayor capacidad de respuesta para mitigar este tipo de situaciones e implementar acciones efectivas.

 

 

Contacto:

www.deloitte.com.mx

Twitter: @DeloitteMX

https://www.facebook.com/deloittemexico