Rolls-Royce reduce su apuesta en China

Foto: Reuters.

El mercado chino de autos de super lujo no crecerá más a un ritmo explosivo, es ahora más maduro, al menos eso cree Rolls-Royce, que apunta sus baterías a Shanghai y Beijing.

 

Por Russell Flannery

 

Rolls-Royce, el fabricante de autos de lujo de élite, espera un menor crecimiento en el mercado de automóviles de China en los próximos años y ve a más de sus clientes acaudalados pidiendo a sus choferes quedarse en casa mientras se ponen al volante ellos mismos.

“Ese mercado ya no continuará disparándose”, dice el director ejecutivo Torsten Müller-Otvos en una entrevista en el Auto Shanghai. “Lo que vemos aquí es un patrón de crecimiento más sostenible.”

China, el mayor mercado de automóviles del mundo, representa alrededor del 25% de los cerca de 3,600 Rolls-Royce vendidos el año pasado. Fue el segundo mercado de la marca después de perder el primer sitio, alcanzado por primera vez en 2011. Muller-Otvos no reveló su pronóstico de crecimiento para China en 2013.

Sin embargo, sí dijo que la empresa prevé un crecimiento en la pujante área este del país. Rolls- Royce planea aumentar el número de sus concesionarios en China de 15 a 20 a principios del próximo año, concentrando las nuevas tiendas en el lado occidental del país. Muller-Otvos destacó que la compañía está interesada en mantener un negocio rentable y no sólo en aumentar sus ingresos. “No estamos persiguiendo un volumen.” Beijing, y después Shanghai, son los dos mercados más grandes para Rolls-Royce en China.

Los días de las explosivas oportunidades para la industria de automóviles en China son ahora menos porque “estamos en un mercado mucho más maduro”, dijo.

Una tendencia que la compañía nota en el mercado es que “cada vez más, la gente está conduciendo por sí misma, al menos durante el fin de semana. Entre semana, es más probable que los propietarios se apoyen en su chofer”, dijo.

El Wraith, el nuevo modelo de la empresa va a satisfacer los deseos de los conductores que quieren poder, dijo Muller-Otvos. Se espera que tenga un impacto en las ventas en China el próximo año.

Auto Shanghai, una de las ferias de autos de este año arrancó en Shanghai la semana pasada con más de 2,000 expositores que tienen la esperanza de aumentar sus ventas en el país este año.

Los gigantes mundiales presentes incluyen a Ford, que está en proceso de lanzamiento de 15 nuevos modelos en un intento de meterse en la carrera en más segmentos del mercado local. GM trajo un récord de 53 modelos de producción y prototipos.