Rupert Murdoch se divorcia en la antesala de la división de News Corp

Rupert Murdoch y Wendi Deng (Foto: Reuters)

La compañía confirmó este viernes la separación de la pareja tras 14 años de matrimonio; la firma se dividirá en los próximos días, una parte servirá al entretenimiento y otra al negocio editorial, Murdoch será presidente de ambas.

 

Reuters

 

Rupert Murdoch, presidente de News Corp., solicitó el divorcio de su esposa Wendi, confirmó el jueves la compañía.

Los motivos de la presentación no estaban claros de inmediato, pero un portavoz de Murdoch dijo que el matrimonio se había roto irremediablemente hace más de seis meses. Murdoch, de 82 años, se casó a Wendi Deng, de 44 años, en 1999.

La presentación se produce días antes de la división de News Corp en dos compañías, una para los activos de entretenimiento y la otra para el negocio editorial.

Murdoch, que según Forbes tiene una fortuna de 9,400 millones de dólares (mdd), será presidente de ambas compañías.

Analistas dicen que es poco probable que el fin del matrimonio de Murdoch tenga un efecto sobre la separación de la compañía. Una persona familiarizada con la situación sostuvo que Murdoch y Deng tenían un acuerdo prenupcial.

“Dudo que tenga un impacto sustancial sobre la escisión”, dijo el analista Brett Harriss de Gabelli & Co., haciendo referencia a la separación de News Corp. “Dado que es su tercera esposa, considero que es poco probable que no haya previsto esta contingencia”.

Las acciones de News Corp no presentaban cambios en las operaciones del mediodía

Ira Garr, un abogado que figuraba como representante de Murdoch, no devolvió inmediatamente el llamado solicitando comentarios. La pareja tiene dos hijas jóvenes.

Para mucha gente fuera de la industria de los medios, Deng es más conocida por el incidente de julio de 2011 en el parlamento británico, donde Rupert Murdoch estaba testificando sobre un escándalo de escuchas telefónicas.

Transcurrida más de la mitad de la audiencia, Deng súbitamente saltó de su asiento para proteger a Murdoch de una persona que se había deslizado a través de una atiborrada sala del comité y trató en vano de estrellar una tarta de crema de afeitar sobre la cara de Murdoch.

Deng lo interceptó con una furiosa cachetada.