Se busca emprendedor, jugosa recompensa

Foto: Reuters

 

El sueño de todo promotor de una nueva empresa es contar con recursos para dedicarse al 100% a su negocio, Ashoka y Boehringer Ingelheim cumplirán ese deseo a un mexicano.

 

El emprendimiento  no es una moda, es un modo de pensar necesario para generar un cambio social de fondo, coinciden Armando Laborde, director de Ashoka México y Erika Ruiz, gerente de comunicación de la farmacéutica alemana Boehringer Ingelheim.

Por ello, desde hace tres años, la firma especializada en salud inició una campaña en conjunto con la organización Ashoka, que apoya a emprendedores sociales, para seleccionar 50 proyectos de emprendimiento que tomen los problemas médicos alrededor del mundo y aporten una solución.

Para este propósito, se destinarán 15 millones de euros (mde) para financiar los gastos de los emprendedores seleccionados para que puedan dedicarse de tiempo completo a los proyectos.

“El proyecto ha sido reconfortante, es alentador ver propuestas como la de un joven alemán que diseñó un método para que mujeres invidentes detecten cáncer de mama a través del tacto a mujeres de localidades apartadas, esas historias demuestran que los emprendimientos con causa social son posibles”, explica Erika Ruiz.

En México, un joven de Oaxaca es evaluado para formar parte de la comunidad global de emprendedores sociales apoyados por Ashoka y Boehringer Ingelheim, su modelo consiste en una clínica de atención bucal que además de atender a personas de escasos recursos, realiza una labor de educación y concientización sobre el cuidado de la salud bucal.

Ante los resultados de la alianza global, la firma farmacéutica decidió iniciar una campaña local. Así nació Más Salud, una convocatoria para alentar a los emprendedores del sector social a potenciar y multiplicar el impacto de sus empresas sociales.

Los participantes podrán inscribirse hasta el 6 de septiembre, el aspirante y su proyecto podrán ser postulados por un tercero o por él mismo.

Podrán participar como candidatos los emprendedores sociales que generen un impacto social significativo mediante algún proyecto enfocado en mejorar la salud de una o varias comunidades en México, como recompensa, el emprendedor ganador recibirá fondos para dedicarse al 100% a su proyecto durante tres años.

Para participar, tu emprendimiento social debe cumplir con las siguientes características:

Idea innovadora. ¿Tiene el candidato un proyecto o idea innovadora para resolver una problemática social en materia de salud? Una solución innovadora significa cambiar los patrones, conductas y las reglas del juego. Puede ser una forma diferente o nueva de abordar un problema local o regional; o bien, tener una estrategia eficaz para solucionarlo desde la raíz.

Fibra ética. Los emprendedores sociales que introducen cambios estructurales tienen que sentir un compromiso ético incuestionable. Pregúntate si la población con la que trabajas tiene lazos de confianza contigo; si tus colaboradores creen y reconocen tu trabajo. Si existe la más mínima duda, el candidato no pasará la prueba.

Creatividad en la acción y en la resolución de dificultades. El emprendedor social debe definir el problema, interpretar desafíos y aprovechar las experiencias difíciles de manera creativa e ingeniosa. Los mejores candidatos han demostrado una historia de creatividad a lo largo de su vida.

Amplia trayectoria emprendedora. Este es quizá uno de los criterios más importantes que define a los agentes de cambio que se comprometen de por vida para hacer realidad su visión. En su biografía, el candidato deberá demostrar una carrera o trayectoria emprendedora, una profunda motivación y firme compromiso de servicio. Deberá estar dispuesto a sortear los obstáculos que se opongan a la implementación de su proyecto, ponerlo a prueba, refinarlo y difundirlo hasta que se constituya en un nuevo patrón en la sociedad.

Impacto social. El candidato deberá tener un proyecto que cambie los sistemas de salud de manera sustancial y cuyo impacto sea medible y cuantificable. ¿Cuántas personas se han visto beneficiadas desde la puesta en marcha del proyecto?, ¿Cuáles son los cambios en las personas o en la sociedad que se están alcanzando a través de esta estrategia de trabajo?, ¿Hasta qué punto se está sirviendo a poblaciones o segmentos tradicionalmente desatendidos por las autoridades?, ¿El proyecto tiene la capacidad de difundirse por mérito propio y ser replicable?

Modelo sustentable. ¿Cuenta el emprendedor con fuentes de financiamiento seguras? El proyecto social del candidato debe ser un modelo sustentable financieramente.

El proyecto será revisado por Boehringer Ingelheim México para asegurarse de que éste no esté relacionado o incluya la prescripción de medicamentos de Boehringer Ingelheim para evitar conflicto de intereses, así como no incurrir en violaciones de compliance respecto al uso adecuado de los medicamentos o actividades en contra de instituciones y autoridades de gobierno.

Para consultar las bases más a fondo, acude a los sitios web de Ashoka o de Boehringer Ingelheim México.