Solicitudes por desempleo en EU caen a mínimos de cinco años

Foto: Reuters.

La reducción a las solicitudes de subsidios indica que el mercado laboral comienza a mantener una mejoría constante; los pedidos cayeron a 19,000 desde 326,000, la más notable desde enero del 2008.

 

Reuters

WASHINGTON – El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó inesperadamente la semana pasada y alcanzó un nivel mínimo en cinco años y medio, lo que sugiere una mejora constante del mercado laboral.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales cayeron a 19,000 a una cifra desestacionalizada de 326,000, el menor nivel desde enero del 2008, dijo el jueves el Departamento del Trabajo.

Las solicitudes de la semana previa fueron revisadas para mostrar 2,000 pedidos más a lo informado originalmente.

Economistas consultados por Reuters proyectaban que las solicitudes iniciales de subsidios por desempleo subirían a 345,000 la semana pasada.

Aunque las solicitudes son extremadamente volátiles en julio debido al cierre de plantas automotrices, el tono general del informe siguió siendo consistente con un incremento del empleo.

El promedio móvil de cuatro semanas para nuevos pedidos, que lima la volatilidad semanal, cayó en 4,500, a 341,250.

Los fabricantes de automóviles tradicionalmente cierran plantas de ensamblaje en julio para reequiparlas, pero han recortado el período de cierre o lo han omitido por completo, lo que ha restado validez al modelo que el Gobierno usa para ajustar el dato por variaciones estacionales.

El dato de la semana pasada no influye sobre el informe de empleo para julio del viernes próximo. Se prevé que ese esperado informe del Gobierno muestre que las nóminas no agrícolas subieron en 184,000 el mes pasado luego de subir en 195,000 en junio, según economistas consultados en un sondeo de Reuters.

La tasa de desempleo habría bajado una décima porcentual, a un 7.5%. Existe es riesgo de que el informe de nóminas no agrícolas puedan sorprender al alza tras un reporte publicado el miércoles que mostró que los empleadores privados mantuvieron un alto ritmo de contrataciones en julio.

El mercado laboral está siendo vigilado de cerca por la Reserva Federal, que el miércoles no ofreció indicaciones de que planee reducir sus compras mensuales de bonos por 85,000 millones de dólares en su próxima reunión de septiembre.

El informe de solicitudes mostró que el número de personas que aún recibe beneficios bajo programas estatales regulares después de una semana inicial de ayuda cayó en 52,000, a 2.95 millones, en la semana que terminó el 20 de julio.