Suiza busca mantener el secreto bancario

Foto: Reuters

Los bancos suizos cooperarán con el Gobierno de EU a fin de llegar a un acuerdo para evitar el pago de multas de hasta 10,000 mdd por evasión de impuestos, pero buscan no revelar nombres de clientes.

 

Reuters

ZURICH – Los bancos suizos tendrán permitido cooperar con las autoridades de Estados Unidos, en el marco de un plan gubernamental acordado el miércoles que busca salvar a la industria de eventuales cargos criminales por ayudar a evadir impuestos.

Autoridades de Estados Unidos quieren que los bancos suizos paguen multas de hasta 10,000 millones de dólares (mdd) y entreguen los nombres de los estadounidenses bajo sospecha de usar cuentas secretas para evadir impuestos, pero las estrictas leyes de secreto bancario les impiden cumplir con esa exigencia.

El Gobierno de Suiza anunció que acordó los parámetros bajo los cuales los bancos podrían cooperar y dijo que podrían pedir autorizaciones individuales para resolver investigaciones impositivas, aunque no estarían autorizados a revelar nombres de clientes.

Los bancos podrán revelar información como detalles de cuentas trasladadas a otros bancos, nombres de empleados bancarios, abogados y contadores y ayudar a las autoridades estadounidenses a identificar a los clientes ricos que evaden impuestos, pero sin nombrarlos.

Sin embargo, las autorizaciones del gobierno probablemente serán desafiadas en las cortes por personal bancario en busca de impedir la revelación de sus nombres.

“El Gobierno tendrá que ser cuidadoso sobre la información que autoriza a los bancos a pasarle a las autoridades de Estados Unidos”, dijo Douglas Hornung, un abogado con sede en Ginebra que representa a un ex empleado de Credit Suisse que está luchando contra la divulgación de su información.

El Parlamento suizo rechazó el mes pasado una legislación que habría complicado estos desafíos legales y ayudado a acelerar la transferencia de datos e información.

El Gobierno, que ha venido buscando durante tres años cerrar un acuerdo para los bancos, ha advertido que la paciencia de las autoridades de Estados Unidos se está agotando.

 

En el ojo del huracán

Las leyes suizas de secreto bancario han ayudado a convertir el país en el centro financiero transnacional más grande del mundo, pero también han desatado el enojo de países que buscan luchar contra la evasión tributaria, con naciones como Alemania y Francia también investigando a bancos suizos.

Más de una decena de bancos se encuentran bajo investigación formal en Estados Unidos, entre ellos Credit Suisse, Julius Baer, la unidad suiza del británico HSBC, el privado Pictet en Ginebra, Zuercher Kantonalbank y Basler Kantonalbank.

La ministra de Finanzas de Suiza, Eveline Widmer-Schlumpf, dijo en una conferencia de prensa que esos bancos ahora podrían llegar a arreglos con las autoridades de Estados Unidos, ya que tendrían la posibilidad de pedir permisos para entregar información de cuentas de clientes que cambiaron de bancos.

Pero también dijo que el Gobierno estaba manteniendo más negociaciones con el Departamento de Justicia de Estados Unidos en torno a un programa que la entidad ofrece a bancos suizos que aún no están bajo investigación, y que podría involucrar a muchas instituciones más.

Widmer-Schlumpf dijo que aún había que esperar la respuesta de Washington a la última maniobra del Gobierno suizo y no quiso dar detalles sobre el tiempo que llevarían las conversaciones.

Las autoridades estadounidenses se han negado a hacer comentarios sobre el tema.

Este año, una acusación estadounidense derribó al banco privado más antiguo de Suiza, Wegelin & Co, que cerró sus puertas tras pagar una multa de 58 mdd y declararse culpable de haber ayudado a evadir impuestos.