SumAll: la transparencia como modelo de negocio

Foto: cortesía de SumAll.

Esta compañía de San Francisco pone la información sobre los salarios y el desempeño laboral de su personal al alcance de todos dentro de la empresa. ¿Qué tal le ha funcionado?

 

La transparencia no es precisamente uno de los rasgos distintivos de la cultura corporativa actual, tampoco lo es la búsqueda del bien colectivo, es por eso que la filosofía detrás del modelo de SumAll, una startup con sede en Nueva York, ha hecho tanto ruido en los últimos meses: pone al alcance de todos sus empleados su información financiera (salarios de todo el personal incluidos) y destina el 10% de sus acciones a una fundación benéfica.

Hace algunas semanas hablamos en Forbes México sobre SumAll, un servicio que concentra y analiza los datos de todas las redes sociales y un nutrido grupo de aplicaciones de mercadeo. La idea detrás de la app es brindar una herramienta que transparente la correlación entre esfuerzos y resultados a través de los datos.

Esa transparencia es coherente con los ideales de la compañía; Catherine Gluckstein, presidenta de SumAll, dijo a Forbes México en una entrevista vía correo electrónico que su principal objetivo es “democratizar los datos, hacerlos accesibles para todos y que todos puedan usarlos. Los datos facilitan la toma de decisiones y queremos poner ese beneficio en las manos de tantas personas como sea posible”.

 

¿Transparencia para todo?

Sin embargo, cuando se trata de los empleados, ¿cuán benéfica resulta la apertura? Gluckstein reconoce que, en su caso, con 30 empleados en ocasiones representa un reto, si bien es necesario dedicar tiempo a conversar con ellos y aclarar las dudas que pudieran surgir; esa inversión de tiempo ha funcionado para su equipo porque todos saben de la honestidad de la empresa en todos los sentidos:

“Creemos que los beneficios superan a los costos, aunque sí ha habido casos en los que el conocimiento del estado financiero de la compañía ha motivado algunos momentos tensos, por ejemplo en las rondas de financiamiento, sobre las cuales en otras compañías los empleados no tienen conocimiento hasta que el dinero ya está en el banco. En SumAll todo el equipo vive el proceso, el resultado es un equipo mucho más educado y enterado y sí, un poco más estresado, pero sólo por momentos.”

La transparencia se extiende hasta el desempeño laboral, en donde ha resultado sumamente positiva. Catherine explica que “si un elemento del equipo tiene alguna dificultad, otros en el staff pueden saberlo y apoyarlo. La transparencia derriba barreras y empodera a la gente”.

 

El modelo de negocio

SumAll es un servicio que ayuda a tener una perspectiva más amplia del impacto de nuestros esfuerzos en redes sociales. Puede ser usado tanto por individuos que desarrollan una marca personal y quieran medir su desempeño en redes sociales como por empresas que quieran hacer un seguimiento de sus ventas o su construcción de marca.

“Queremos ser la plataforma de facto para la visualización de datos. Llamamos a esto connected data, se trata de sacar esos datos de sus silos y contextualizarlos a través de la conexión entre datos clave para contar una historia”, afirma Gluckstein.

La aplicación es gratuita hasta hoy; la presidenta de la compañía detalla que actualmente se encuentra en una fase beta y aún no genera ingresos, pero que en el futuro cercano pretende adoptar un modelo “SaaS (Software as Service) freemium”, en el cual una parte de las funciones seguirán siendo gratuitas y a otras se podrá tener acceso a través de una suscripción mensual. El equipo se ha comprometido a mantener libres de pago muchas de sus funciones para siempre.

En este momento la empresa tiene 40,000 clientes, 40% de ellos se encuentra fuera de Estados Unidos, y aunque declinó nuestra petición de ahondar en detalles sobre su modelo de negocios, es evidente el potencial detrás del servicio. Hacer un seguimiento de las métricas en redes y las ventas físicas en línea para empresas pequeñas y grandes le da a SumAll una perspectiva privilegiada sobre aspectos clave como volumen de ventas o el impacto mesurable de las distintas redes sociales en tiempo real; así, el análisis conjunto de esos datos ofrecería resultados que con toda seguridad serían del interés de más de un departamento de marketing.

 

Impacto social

“Cuando comenzamos nuestro negocio, pusimos 10% de las acciones en una fundación benéfica que devuelve algo de lo que recibimos, algo similar a nuestro principio de connected data”, dice Catherine.

La SumAll Foundation se dedica a “hacer el bien social, a través del análisis de datos. Uno de los mayores desafíos que enfrentan las organizaciones benéficas y sin fines de lucro es la falta de recursos y el análisis de datos a su disposición. Al proporcionar mejores análisis, podemos medir el éxito y el impacto de un esfuerzo social y cómo mejorar. Nuestro objetivo es que las organizaciones caritativas lleguen a más personas y sean más eficaces en la manera en que lo hacen”, de acuerdo con su sitio web.

Algunos ejemplos de su labor son los análisis realizados sobre la actividad en redes sociales durante las protestas en Egipto, el tráfico de pornografía infantil en la red, el abuso de medicamentos de prescripción médica o las formas modernas de esclavismo.

“Queremos demostrar a la gente que hay una mejor manera de dirigir una compañía, que podemos tener éxito haciendo el bien.” Hasta el momento parece que están haciendo bien el trabajo; en la medida en que haya un mayor volumen de datos, SumAll no sólo podrá ser más útil para las compañías, también lo será para hacer evidentes ciertos aspectos sobre la vida cotidiana ocultos a simple vista debajo de capas y capas de bits.