Sustentabilidad, la nueva clave de los negocios

Foto: Reuters

Las estrategias corporativas ahora implican un triple bottom-line: planet, profit, people. Alrededor del mundo, las empresas sustentables captaron inversiones por más de 200,000 millones de dólares en 2012.

 

Sustentabilidad, innovación, emprendedurismo. Tres palabras indispensables en el diccionario de empresas, inversionistas, gobierno, estudiantes y todo aquél que se interesa por entender cómo está cambiando la economía del mundo. El punto de partida es en todos los casos la sustentabilidad.

La sustentabilidad ha tomado un rol central en el caso de algunas empresas y se ha convertido en pilar de estrategias corporativas de triple bottom-line: planet, profit, people (planeta, ganancias, gente).

La razón para incluir una medida de desempeño que incluya métricas financiera, sociales y ambientales dentro de la estrategia de crecimiento varía desde simple posicionamiento hasta regulación, en el caso de algunas industrias, y ha llevado a la implementación de acciones concretas frecuentemente de base tecnológica, conduciendo de manera natural a la búsqueda y desarrollo de nuevas alternativas sustentables para la generación de energía, para el uso eficiente de recursos y para la reducción de residuos.

El interés y la necesidad de incorporar estas soluciones han llevado al desarrollo de una industria de tecnología limpia o Cleantech, como se conoce a nivel global. Una métrica de qué tan real es esta tendencia son los montos de inversión, que durante el 2012 rebasaron los 200,000 millones de dólares a nivel mundial.

La razón por la que este sector es atractivo tanto para gobiernos como inversionistas privados e institucionales es el hecho de que se trata de una industria relativamente joven que cuenta con un high technology headroom, es decir, su nivel de innovación no ha alcanzado – por mucho – su nivel máximo de desarrollo.

El technology headroom a su vez presenta una oportunidad natural para emprendedores que buscan explotar el potencial de mercado creado por la necesidad y la urgencia de implementar soluciones sustentables. Esto a su vez ha llevado a grandes avances en distintos sectores, incluyendo generación de energía a partir de fuentes renovables, eficiencia energética, tecnología del agua, manejo de residuos, transporte, construcción y tecnología de la información, por mencionar algunos.

Aun cuando pareciera contra intuitivo pensarlo así, las soluciones sustentables de base tecnológica son casi invariablemente un complemento a acciones sociales y de concientización, ya que directamente contribuyen a generar el return on investment que las grandes empresas buscan en cada uno de los elementos de su estrategia de triple bottom line.

De alguna manera, la sustentabilidad se ha convertido en un catalizador para la innovación social, ambiental y tecnológica, así como una medida de competitividad en el caso de países en desarrollo; invitando a la innovación y al emprendimiento, generando así un momento único anclado en el desarrollo e implementación de soluciones sustentables de base tecnológica.