Trabajadores denuncian abusos de IKEA

Especial.

La Alianza Sindical Global UNI IKEA advierte que fuera de los países escandinavos la compañía bloquea el acceso de los trabajadores a los sindicatos.

 

La red de sindicatos de trabajadores de las tiendas Ikea anunció que ya alista acciones de información y concientización a nivel mundial para exigir a la empresa de interiorismo que ponga fin a las violaciones de los derechos sus empleados, incluyendo las denuncias de represión sindical en Turquía.

La Alianza Sindical Global UNI Ikea, integrada por 40 sindicatos de 16 países, informó, a través de un comunicado, que las actividades podrían estar dirigidas a los clientes de Ikea, partes interesadas y público en general.

De acuerdo con el documento, fuera de su sede central la empresa incumple con sus valores en materia de derechos de los trabajadores y relaciones laborales.

Para la Alianza, “Existe una clara división entre los países escandinavos y países vecinos donde IKEA opera”, ya que en los primeros respeta los derechos de los trabajadores, mientras que señala una serie de irregularidades en los segundos:

Turquía. Despidos ilegales, presiones y sobornos, represalias contra los miembros del sindicato.

Rusia. 60 horas semanales y horas extras obligatorias

República Checa. Negativa a negociar, creación de un sindicato falso o amarillo.

Irlanda. La gerencia se opone abiertamente a la sindicalización.

Estados Unidos. Acceso denegado de los sindicatos a los trabajadores, insuficientes horas de trabajo para ganarse la vida.

El texto detalla que “Alke Boessiger, jefa de UNI Comercio, declaró: “La Alianza intensifica sus acciones debido a que Ikea, fuera de su sede central, se rehúsa a asumir la responsabilidad y no está a la altura de los valores que profesa. No hablamos de incidentes aislados. Existen casos de despidos injustificados, decisiones unilaterales de reducir los beneficios y aumentar la carga de trabajo, apoyo por parte de la gerencia a los sindicatos falsos y otros ataques a los derechos laborales a través de las operaciones globales de la empresa”.

La Alianza le exige a Ikea que respete los derechos laborales de sus trabajadores, particularmente el que les permite afiliarse a un sindicato y que firme un Acuerdo Marco Global con UNI que cubra todas las tiendas de Ikea.

Las quejas de los trabajadores se dan a pesar de que Ikea tiene más libertad que la mayoría de las multinacionales para la flexibilidad laboral. Es propiedad de una fundación creada por el multimillonario Ingvar Kamprad y cuenta con políticas financieras idiosincrásicas. Limita sus ganancias a un máximo de 10% y reduce sus precios cada año en un 1% a 2%. Cualquier “exceso” de beneficios obtenidos se reinvierte en la empresa o se dona a la fundación.

  • isis

    É preciso denunciar e investigar esta multinacional! Quem está no poder não tem abertura e não defende os valores da organização…