Tres retos que enfrenta el sector de la construcción

Foto: Especial

El sector de la construcción enfrentó un difícil inicio de año, y sus cifras corroboran que el crecimiento no fue una de sus características. Ahora enfrenta la tarea de enderezar su camino, pero antes deberá superar tres retos. Conócelos

 

 

El crecimiento sector de la construcción parece haberse sufrido un temblor durante el primer trimestre del año. Cifras como la de los empleos generados evidencian su bajo dinamismo: durante los primeros tres meses del 2013 sólo se generaron 1,722 empleos.

Las empresas de la construcción se vieron sometidas a un proceso de adaptación a la nueva administración pública y los nuevos planes gubernamentales en materia de construcción, dice la reciente publicación de un reporte elaborado por la empresa regiomontana de construcción Recsa.

Asimismo, expone que los cambios de calendario en la celebración de la Semana Santa, comparados con las fechas de 2012 cuando se llevó a cabo en abril y no en marzo como fue el caso de este año, tuvieron un sesgo negativo en las actividades de la construcción.

Y la importancia del sector no es menor en la economía del país, por lo que los reflectores se ciernen sobre él. La construcción aportó el 5.9% del Producto Interno Bruto (PIB) del país y generó 5.8 millones de empleos, de acuerdo con las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por ello, los s focos amarillos se encuentran encendidos y se visualizan tres retos que debe afrontar la industria para construir un camino exitoso en  los meses restantes de 2013.

  •  Capitalización. Uno de los grandes pendientes del sector privado es la capitalización para incentivar su competitividad. En este sentido, la estabilidad económica del país puede convertirlo en un fuerte candidato para atraer el capital de riesgo, un área de oportunidad que ha resultado exitoso en países como Estados Unidos, dice la publicación de Recsa.

En México, el capital de riesgo en 2008 era de 0.04% del PIB y, en 2011, fue de 0.02%, es decir, retrocedió en el uso de este instrumento de financiamento, mientras que Brasil usaba el 0.14% en 2008 y en 2011 el porcentaje ascendió 0.27%, según datos de Latin American Venture Capital Association.

Reforma financiera, ¿lejos de su objetivo?

La reforma financiera puede representar otra oportunidad para las empresas en su esfuerzo de capitalizarse, pero también pueden advertirse limitantes en el objetivo de que la banca comercial preste más como pretende la propuesta.

Recsa advierte que mientras las empresas no hagan su labor de crecer la capitalización mediante el manejo de los recursos de terceros, no cumplirá con su cometido.

 

  • Regulación. Los esfuerzos por mejorar el marco regulatorio del sector de la construcción han venido ocurriendo, como fue el caso de las modificaciones a la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas y la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios el Sector Público para eficientar el gasto público y la toma de decisiones, pero aún se advierten tareas pendientes.

Esta reforma no ha logrado cumplir con sus objetivos, ya que no se ha una asimilación de las nuevas estrategias de contratación que se plantearon, como son los contratos marco y ofertas subsecuentes de descuento, dice el reporte.

  • Transparencia. El Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) y CompraNet son dos mecanismos que han permitido la rendición de cuentas, y han hecho accesible la información sobre malos manejos de recursos públicos.

Pero la tarea parece que requiere ir más allá. En el directorio de Licitantes, Proveedores y Contratistas hay más de 1,100 personas físicas y morales sancionadas por la Secretaría de la Función Pública o inhabilitadas para participar en contrataciones públicas federales por periodos que van desde tres meses hasta 10 años.

Una propuesta que hace el estudio se centra en la elaboración de un récord de reputación vinculante de las empresas licitantes que ponga en claro sus buenas y malas prácticas, con el fin de recompensar a los mejor calificados.

En este sentido, la propuesta radica en otorgar más peso a recursos electrónicos como es CompraNet y que de esta forma también se incluyan a los estados, así como municipios para hacer accesible información sobre contratos que contribuyan a promover la competencia y rendición de cuentas.