UE impone aranceles al biodiesel argentino e indonesio

Foto: Reuters

Funcionarios y productores argentinos niegan malas prácticas y denuncian  la medida como proteccionismo.

 

Reuters

 

BRUSELAS – La Unión Europea (UE) impondrá aranceles punitivos sobre las importaciones de biodiesel desde Argentina e Indonesia, a los que acusa de vender el producto al bloque a precios bajos en forma desleal, aunque el país sudamericano se quejó al considerar la medida una práctica “proteccionista”.

La Comisión Europea dijo el martes que había fijado aranceles provisorios en un rango de entre 6.8% y 10.6% para las importaciones desde Argentina. El biodiesel de Indonesia será gravado con entre cero y 9.6%.

Argentina es el principal exportador mundial de biodiesel y los dos países representan el 90% de las importaciones del combustible de la UE. La participación de ambos en el mercado de la UE subió a un 22% en 2011 desde un 9% en 2009.

Los aranceles entran en vigor el miércoles y la investigación continuará. Se prevé que los Estados miembros voten sobre los aranceles definitivos, que normalmente se aplican por cinco años, antes de fines de noviembre.

La UE está realizando una investigación paralela sobre acusaciones de subsidios desleales para los productores en Argentina e Indonesia, que espera concluir hacia el inicio de diciembre.

El Gobierno argentino afirma que la restricción que la UE aplicará es una política proteccionista vinculada a la ineficiencia de la industria de biodiesel del bloque.

“La medida adoptada se debe a la incapacidad de los productores europeos para competir con productores más eficientes, como es el caso de los productores argentinos e indonesios de biodiesel”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina en un comunicado difundido el martes.

Los reguladores de la UE han dicho que los impuestos a las exportaciones de productos argentinos como el aceite de soja, usado para fabricar biodiesel, pero no sobre el producto terminado, hacen que para las refinerías de la UE no sea rentable producir biocombustible con la materia prima argentina.

Un impuesto a la exportación similar existe en Indonesia, que según la comisión, también perjudica a las refinerías europeas.

Argentina e Indonesia han respondido diciendo que sus medidas cumplen con las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Indonesia ha dicho que podría quejarse ante la OMC si la UE impone penalidades. Argentina abrió un caso en la OMC contra las normas de la UE para la importación y la comercialización de biodiesel.

Las exportaciones argentinas de biodiesel a la Unión Europea cayeron en abril a 48,000 toneladas, muy lejos de las 193,000 toneladas que se reportaron en el mismo mes de 2012, según la revista especializada Oil World.

La industria de biodiesel de Argentina rechazó el martes la sanción de la UE, aduciendo que el combustible del país austral –el mayor exportador mundial de aceite y harina de soja– es más barato que el europeo por la alta eficiencia del sector.

Según un comunicado de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), las investigaciones de la UE ya golpearon las exportaciones de la nación sudamericana, “sin existir prueba alguna creíble que la industria argentina se beneficie de subsidios ilegales o de prácticas de dumping”.