Verizon va por la corona inalámbrica en EU

Foto: Reuters.

La operadora estadounidense podría pagar hasta 137,000 mdd por el 45% de acciones que posee la británica Vodafone de Verizon Wireless, la empresa que fundaron en sociedad hace 13 años.

 

Por Agustino Fontevecchia

 

Verizon ha aumentado la presión y ahora parece inminente que hará una oferta formal por su participación en la empresa conjunta que tiene con Vodafone, según UBS. Dicho acuerdo podría llegar acumualar entre 130 y 137,000 millones dólares (mdd), y crearía al mayor operador de telefonía de Estados Unidos, dejando atrás a AT&T. Para seguir adelante con la transacción, no sólo el CEO de Verizon, Lowell McAdam, tiene que convencer a sus homólogos británicos de Vodafone para vender por menos de lo que piden, sino que también tendrá que reunir muchísimo dinero en efectivo, posiblemente a través de la emisión de acciones y deuda por 120,000 mdd.

Una búsqueda rápida en Google trends revela que el interés en una posible compra de la participación de Vodafone en Verizon Wireless se ha ido a las nubes en los últimos meses. Los rumores de un posible acuerdo han sido impulsados por los informes de que la administración de Verizon Communications se ha acercado a los analistas de Wall Street para decirles que creen que 100,000 mdd es un buen precio por el 45% de participación de Vodafone en la empresa conjunta.

Esa cifra es demasiado baja, considera el equipo de investigación de valores de UBS. Ellos estiman que el EBITDA de Verizon Wireless llegará en 2013 a unos 34 mdd, y que el acuerdo debe producirse en un múltiplo de aproximadamente 8.5 o 9 veces el EBITDA, la valuación de la empresa es de entre 289 y 306,000 mdd, por lo que el 45% de las acciones de Vodafone valdrían entre 130 y 138,000 mdd.

Ambas partes han comenzado la guerra de la valuación. Desde la perspectiva de Vodafone, un acuerdo por su participación de la empresa tendría sentido si los ingresos después de impuestos son más altos que el valor actual esperado del pago de dividendos. UBS espera que Verizon Wireless genere 25,000 mdd en flujo de efectivo por año durante los próximos cinco años, mientras que es probable que los ingresos de Vodafone por la empresa sean de aproximadamente 45% de ese monto en el largo plazo. Utilizando un modelo simple y descontando su estimado de flujos de efectivo, ellos valuarían al operador inalámbrico en alrededor 333,000 mdd, o alrededor de 10 veces el EBITDA.

Verizon, por otra parte, probablemente comparará la valuación con otros proveedores de servicios inalámbricos que hayan tenido un sólido desempeño. UBS sugiere que Verizon pagó un múltiplo de aproximadamente 7.8 veces el EBITDA de Alltel en 2008 y 2009, y presionará por un valor cercano a 7.5 u 8 veces el EBITDA. Verizon ya ha pagado también una prima cuando se formó la empresa conjunta original con Vodafone.

Si Verizon decide optar por un punto medio y ofrece entre 8.5 y 9 veces el EBITDA, “¿Vodafone aceptaría un acuerdo que sería potencialmente inferior al [valor actual neto] de flujo de efectivo [de Verizon Wireless] pero sigue siendo un jonrón para sus accionistas?”, preguntan retóricamente los analistas de UBS.

De concretarse el acuerdo, crearía la compañía telefónica más grande de EU, con Sprint y T-Mobile fuera de la lucha por el dominio del mercado, Verizon podría superar AT&T en capitalización de mercado, capacidad de ingresos y generación de flujo de efectivo a partir de 2014. Contando con que se mantenga la adopción de los smartphones en momentos en los que Apple, Samsung, BlackBerry y otros luchan por aumentar su participación de mercado, Verizon estaría perfectamente posicionada para tomar ventaja de su tamaño.

Sin embargo, el nuevo Verizon quedaría detrás de AT&T en el pagos de dividendos. Para poder comprar la participación de Vodafone, que tendría un valor de más de 130,000 mdd y daría lugar a ganancias netas de entre 117 y 148,000 mdd para la British Telecom, Verizon se verá obligado a aumentar su capital. A un costo de entre 4.5% y 5%, Verizon podría plantear algo así como 61,000 mdd en deuda y 60 mdd en acciones para llevar a cabo la operación. “Creemos que Verizon no estaría dispuesto a pasar a un nivel de endeudamiento por encima de 2.5 veces, dado los más de 60,000 mdd de deuda que ello implicaría, incluso en contra de los 10,000 mdd en el flujo de caja anual adicional que la compañía asegure con la transacción”, dijeron analistas de UBS . La deuda neta de Verizon a la tasa de apalancamiento se elevaría a 2.5 veces, en comparación con el 1.7 de AT&T.

Las acciones de Verizon han tenido un buen 2013 hasta ahora, superando no sólo su principal rival, sino también al mercado por un amplio margen. Un acuerdo con Vodafone haría daño a su relación precio-ganancias, pero aportaría a las ganancias y ayudaría a que se convierta en el jugador dominante en el mercado. Ahora, que comiencen las negociaciones.