Volvo adelantaría metas de ventas con nueva planta en China

Foto: Reuters

Un ejecutivo dice que la automotriz se beneficiará de la creciente hambre de lujos en China.

 

Reuters

CHENGDU, China – La automotriz sueca Volvo espera vender 200,000 automóviles al año en China para 2018, dijo un alto ejecutivo, dos años antes de su objetivo original y en momentos en que una nueva planta de ensamblaje se prepara para operar a plena capacidad.

El objetivo de ventas es parte de los planes de Volvo anunciados dos años atrás. La empresa espera que un creciente apetito de China por los autos de alta gama ayude a superar en más del doble las ventas anuales globales de Volvo a 800,000 automóviles para el 2020, desde los 373,000 vendidos en 2010.

Volvo compite en China, su segundo mayor mercado después de Estados Unidos, con las marcas globales de lujo BMW, Jaguar y Audi.

Por su parte, Daimler dijo que estima que su mercado automotriz premium crezca a una “tasa de un solo dígito alto o un doble dígito bajo” este año en China, en donde las ventas totales de vehículos crecieron 13.4% en abril frente al año pasado, un alza respecto al crecimiento de 10.7% en marzo.

Si bien el sector premium de China –considerado en general como el que consume automóviles de más de 50,000 dólares– ha crecido más rápido que el promedio de la industria en los últimos años, el Gobierno está dispuesto a acabar con el lujo desmesurado, y muchos conductores son cautelosos de no verse demasiado llamativos. Ello podría favorecer a Volvo.

Fu Qiang, que tomó el mando de las ventas y operaciones de comercialización de Volvo en China el año pasado, dijo el martes que el mercado de automóviles premium del país debería crecer más del doble a 3 millones de automóviles para el 2020.