Y usted, ¿ya hizo su ‘bucket list’?

Hay sueños y anhelos que vamos posponiendo por preocupaciones, trabajo, compromisos, afanes o estrés. Pues bien, no hay mejor momento que éste para empezar a recuperarlas.

 

Dentro de mis momentos de descanso y reflexión, un fin de semana prendí la televisión y me detuve en un canal para observar un filme que llamó mi atención, en el cual actuaban figuras del cine mundial, Morgan Freeman y Jack Nicholson, titulado The Bucket List, en español Ahora o Nunca.

La trama principal trata de un profesor de filosofía (Freeman) y un multimillonario (Nicholson), los cuales tienen enfermedades terminales y deciden realizar un viaje por el mundo con una lista de cosas que desean hacer antes de morir, de ahí el título de la película, que viene de la expresión anglosajona kick the bucket, que puede traducirse como estirar la pata.

Es increíble cómo pasan por un gran número de situaciones, emociones y aventuras, disfrutando la vida y cumpliendo varios de los sueños que tenían en su Bucket List desde su juventud bajo la premisa de que la vida es corta y tiene un fin. Estos anhelos se fueron posponiendo por las preocupaciones, el trabajo, compromisos, afanes, estrés o simplemente se olvidaron, pero al saber que el tiempo se acababa para cumplirlos, decidieron hacer cualquier cosa para lograrlos.

Cuando trasladamos esta historia al mundo corporativo, un número de CEOs y directivos pasan su vida personal y profesional dejando en el tintero u olvidando sus sueños y proyectos que desde años han pensado como esa meta sublime a lograr durante el transcurso de la vida, un suplemento alimenticio que consta de pasión, esperanza y fe a lo largo del tiempo. Pero en algún momento se estancaron y eso genera en algunos casos depresión, ansiedad, malestar, entre otras situaciones que afecta la vida de los capitanes.

Ya sea que quiera realizar el viaje de sus sueños, enseñar, iniciar un deporte, aprender a tocar un instrumento, practicar un pasatiempo o cualquier otro anhelo en el ámbito personal o profesional, todo empieza por definir qué se quiere hacer y cómo se va a lograr, qué elementos necesito cumplir o alcanzar para que se cristalicen los planes, así como tener la visión clara y establecer tiempos, los cuales pueden cambiar pero dan un parámetro para ir avanzando hacia su obtención.

 

Empiece a enlistar su Bucket List

Como todo buen poeta, tome un momento de tranquilidad a solas, tome papel y pluma y deje que fluya la inspiración y comience a escribir. Empiece a enlistar en orden de importancia y tiempo cuáles son los proyectos que desearía realizar, a qué edad, en qué momento de su vida… Esto permitirá que tenga una vista rápida de las actividades a cumplir y qué elementos necesitará reunir para alcanzarlas.

En esto coinciden la mayoría de los gurús del management: el primer paso hacia el éxito es una correcta definición de objetivos. La pregunta que surge entonces es: ¿Cómo hacerlo? Para este propósito, se pueden utilizar algunos de los conceptos del pensamiento SMART, una de las metodologías que han cobrado mayor auge para la formulación de objetivos, primordialmente para los negocios, la cual incluye los siguientes elementos:

  • Específicos (Specifics):  Ser concreto y detallado para identificar lo que se desea alcanzar. Generalmente estas metas son más personales, pero si alguna de ellas involucra a una o varias personas, es necesario hablar con ellos y lograr su compromiso
  • Medibles (Measurables): Esto nos permitirá conocer si estamos en la ruta correcta para cumplir lo que nos habíamos propuesto como meta. Al medir los avances, decidimos si por el mismo camino o ajustamos la estrategia, pero nunca perdiendo de vista la meta final. Si no se puede medir, no se puede mejorar o verificar.
  • Alcanzables (Achievables): Hay que ser agresivo con sus metas, el cielo es el límite. Todo es alcanzable si uno se lo propone. Por eso es importante establecer tiempos que permitan llegar a sus proyecciones. Esto lo deja sin excusas para no lograr sus objetivos.
  • Realistas (Realistics): Los objetivos planteados deben contar con altas probabilidades. Esto no elimina ir construyendo paso a paso de manera sólida.
  • Acotados en el tiempo (Time Base): Objetivos priorizados de modo inteligente, requieren un plazo de tiempo para ser cumplidos. Acotar algo en el tiempo quiere decir que se debe establecer un plazo dentro del cual se debe cumplir el objetivo. ¿Cuál es el plazo? Pues la vida de uno.  De esta forma realizamos las prioridades, no lo urgente.

Al establecer nuestra lista de metas o sueños personales bajo algunos conceptos de la metodología SMART, nos permitirá ir avanzando en su consecución, logrando que cada meta propuesta se vaya alcanzando en tiempo y forma sin perderlas en el radar.

Como diría el novelista estadounidense Hunter Stockton Thompson: “La vida no debe ser un viaje a la tumba con la intención de llegar de forma segura en un cuerpo bonito y bien conservado, sino más bien a patinar en el costado en una nube de humo, completamente agotado, totalmente desgastado, y proclaman a viva voz” ¡Wow! ¡Qué viaje! No pierda la oportunidad de plasmar el pensamiento SMART en su Bucket List personal y profesional.

Contacto:
Mail: [email protected]
Facebook: facebook.com/HectorM.MezaC
LinkedIn: Héctor M. Meza Curiel

  • Jesús Grajeda

    Excelente articulo, es información muy valiosa y principalmente reflexiva, combina de manera correcta lo personal con lo profesional ayudando a eliminar paradigmas.

  • Marianna Duarte

    Padrisimo! Muy buen articulo!