Zona euro, al borde de la deflación

Foto: Reuters

Los precios en Bélgica, Alemania, Grecia y Francia cayeron en abril respecto a marzo, y Grecia se mantuvo en territorio deflacionario por segundo mes consecutivo.

 

Reuters

BRUSELAS.- La caída de los precios en Alemania y Francia llevó a la inflación al consumidor de la zona euro a un mínimo de tres años en abril, mientras que las importaciones bajaron 10% en marzo, con los nuevos datos subrayando la debilidad del bloque.

La fuerte caída de la inflación anual al consumidor a 1.2%, confirmado por la oficina de estadísticas Eurostat de la Unión Europea el jueves, pone de relieve el riesgo de una deflación en la zona euro, que entró en su recesión más larga al inicio de este año.

Los precios en Bélgica, Alemania, Grecia y Francia cayeron en abril respecto a marzo, y Grecia se mantuvo en territorio deflacionario por segundo mes consecutivo, junto con Letonia, que se unirá a la zona euro el año que viene.

El declive de los precios mundiales del petróleo está detrás de la caída de las presiones inflacionarias, y el BCE recortó las tasas de interés a un mínimo histórico de un 0.5% este mes, tomando en cuenta que la inflación podría caer aún más por debajo de su meta de poco menos de un 2%.

Los precios de la energía se debilitaron un 1% en abril respecto a marzo en la zona euro, el mayor descenso en el índice de Eurostat.

Pero la caída de los precios también ponen de relieve cómo los hogares no están gastando y las empresas no están invirtiendo, frenando el ritmo de una recuperación que podría surgir a finales de este año.

La zona euro, que genera casi un quinto de la producción mundial, se mantuvo en recesión por sexto trimestre consecutivo en el inicio de este año, dijo el miércoles Eurostat, y los economistas no esperan un crecimiento hasta el próximo año.

El impacto de la crisis bancaria y de deuda del bloque fue evidente en la balanza comercial internacional de la zona euro en marzo.

Un superávit de 22,900 millones de euros (29,500 millones de dólares) se debió a un 10% de disminución de las importaciones y ningún aumento de las exportaciones en comparación con el mismo mes un año atrás, sobre una base no ajustada estacionalmente.