Por Fernanda Celis

En México, al menos una de cada tres organizaciones ha sufrido de algún delito económico en los últimos dos años, informó la firma PwC en conferencia de prensa.

PUBLICIDAD

Durante la presentación de la Encuesta de Delitos Económicos 2016, Alfredo Hernández, socio en Asesoría de Negocios, informó que alrededor del 37% de las organizaciones en el país reportaron algún tipo de delito en dicho rubro, dato ligeramente mayor al 36% que se registró en 2014 y por arriba de la media global.

A su vez, el especialista explicó que los costos financieros por algún crimen económico fue importante, pues alrededor del 14% de los encuestados registraron pérdidas por más de un millón de dólares en los últimos dos años.

En tanto, el 14% de las empresas detectaron por accidente algún tipo de crimen económico.

Por clase de delitos, el 76% reportó malversación de activos, el 21% registró sobornos y corrupción, el 19% sufrió de fraudes en adquisiciones y el mismo porcentaje reveló que hubo uso indebido de información privilegiada.

“El robo de identidad se combina con el crimen cibernético. El segundo que está vinculado al robo de identidad es la falsificación de cheques y cierto tipo de acciones, que es consecuencia de acceder a información privilegiada como la firma o dirección de una persona”, informó González Núñez, socio de Asesoría de Negocios, respecto al uso indebido de datos personales, lo cual registra mayor incidencia que en años anteriores.

El estudio se realizó a más de 6,300 personas en 115 países, incluyendo a México, donde participaron aproximadamente 243 encuestados.

 

Incrementan delitos cibernéticos

De acuerdo con la encuesta de PWC, este tipo de delitos escaló este año al segundo lugar a nivel global, en comparación con el cuarto sitio de 2014.

En México, los ataques cibernéticos acaparan el séptimo lugar en delitos económicos, con una tasa de incidencia de 11%.

La encuesta reveló que se trata del tercer delito que tendrá mayor probabilidad de ocurrir en los siguientes dos años.

Por su parte, Alberto Jaquez, también socio de Asesoría de Negocios, explicó que las instituciones gubernamentales son un foco importante para los delitos cibernéticos, debido al volumen de información que manejan sobre los particulares.

“Las empresas de gobierno que tienen mucha información de particulares, como lo es también el sector financiero o los bancos, son de los segmentos más apetitosos para el robo de información porque hay muchos datos”, señaló.

 

Siguientes artículos

Innovación al servicio de pequeños productores
Por

Con innovación y emprendimiento social, iniciativas como Nuup y El Buen Campo buscan ayudar a enfrentar los grandes reto...