Comunicar la responsabilidad social empresarial de forma integral es clave para la construcción de la reputación.

 

 

Las empresas hoy en día ya no cuestionan si deben o no comunicar la RSE, sino que han entendido que comunicar su desempeño en cuestión de sostenibilidad es dar a conocer su gestión de forma transversal y fortalecer las relaciones con sus principales grupos de interés en pro de su reputación y crecimiento sostenido en el tiempo.

Sólo con una comunicación efectiva y planificada de forma estratégica, y en función de las expectativas y características de los diferentes grupos de stakeholders, la RSE contribuirá eficazmente a la reputación corporativa y, por tanto, a la quíntuple cuenta de resultados.

Esta tarea de comunicación de la RSE significa abordar distintas áreas de actuación de la compañía, interactuar con sus principales grupos de interés y abordar aspectos tan delicados como la gestión corporativa y la propia reputación. No obstante, es una cuestión de vital necesidad para la compañía, pues de ésta dependerá su reputación, la percepción que los grupos de interés tengan de ella y, en cierta medida, su perdurabilidad y crecimiento futuro.

En definitiva, comunicar la RSE de forma integral es clave para la construcción de la reputación y el aporte a la cuenta de resultados. En compañías que ya han dado un paso adelante en integrar la RSE en su modelo de negocio, una comunicación efectiva de este compromiso puede dejar de ser la asignatura pendiente si se aplican claves estratégicas como las expuestas en este decálogo:

1. Comunicar la RSE debe ser comunicar gestión empresarial, no sólo Acción Social.

2. Comunicar, sí, pero con contenido real y bases sólidas.

3. Comunicar como colofón a un diálogo multistakeholder.

4. La comunicación como herramienta de Creación de Valor Compartido.

5. La comunicación online, gran pilar de la reputación empresarial en la actualidad.

6. Comunicar acuerdos estratégicos y alianzas sociales.

7. Dar espacio y visión a partners estratégicos en espacios de comunicación internos y externos de una compañía también es trabajar en pro de la sostenibilidad.

8. Comunicar a través de beneficiarios es sinónimo de credibilidad.

9. Comunicar construyendo historias, espacios de debate entre empresas y dando a conocer información de valor de forma transparente requiere conocimiento y especialización.

10. Mantener una estrategia de comunicación global pero adaptada a lo local.

 

Éste es un resumen del artículo publicado en la revista uno. Puedes leer el texto completo aquí.

 

 

Contacto:

Twitter: @LlorenteyCuenca

Facebook: llorenteycuenca

LinkedIn: llorente-&-cuenca

Web corporativa: llorenteycuenca.com

Web: d+i LLORENTE & CUENCA

Thinglass / Shutterstock.com

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El sueño terminó para los emergentes
Por

Mientras los países desarrollados empiezan a ver la luz al final del túnel, las economías emergentes se enfrían. México,...