Este escritor de origen estadounidense no sólo inspiraba a jóvenes lectores de mitad del siglo XX a vivir como él, sino que fue responsable de crear un movimiento de escritores conocidos como la Generación Beat, cuya influencia sigue vigente. Te presentamos algunos consejos de Kerouac para que mejores tu vida.

 

Este 21 de octubre se cumplen 46 años del  aniversario luctuoso del escritor Jack Kerouac, y para recordarlo, te presentamos algunas frases para una vida mejor, pero antes, un breve recorrido por la historia de este artista y padre de la mítica Generación Beat.

PUBLICIDAD

Jean Louis Lebris de Kérouac o Ti Jean, como le llamaba su familia, nació en Lowell, Massachusetts en Estados Unidos, un miércoles 22 de febrero de 1922 en el seno de una familia católica de origen franco-canadiense.

Durante su adolescencia, Kerouac, que no hablaba inglés sino un francés coloquial de Canadá, destacó en el futbol americano. Este talento lo llevaría más tarde a conseguir una beca en la Universidad de Columbia, pero una lesión  lo sacó del ámbito deportivo para siempre.

No obstante, durante sus años como estudiante, conoció al escritor William Burroughs. Este episodio quedaría registrado en el último libro que escribió: La vanidad de los Duluoz.

En 1942, trabajó brevemente como reportero de deportes, según el portal del Servicio Nacional de Parques de Estados Unidos. Tras servir en la marina mercante durante la Segunda Guerra Mundial, Jack se mudó a Nueva York con su familia.

En aquel periodo, Kerouac fue encarcelado por ocultar a un amigo acusado de asesinato. Tuvo que casarse para recibir un préstamo y pagar su fianza. Junto con Burroughs, escribió a detalle esta experiencia en Y los hipopótamos se cocieron en sus tanques.

Como parte de su formación,  Kerouac leía a poetas como Walt Whitman, Arthur Rimbaud, novelistas como Henry Miller y James Joyce y pensadores como David Thoureau. También encontró refugio en el budismo zen y la poesía china, que reflejó en Los vagabundos del dharma. Sin embargo, una de sus mayores influencias a la hora de escribir vino de músicos de jazz como Charlie Parker, al que describió en Los subterráneos.

Kerouac desarrolló una técnica de escritura llamada prosa espontánea, una suerte de improvisación estilística que emulaba el ritmo del jazz bebop y que aprendió de las cartas que le enviaba su amigo Neal Cassady, protagonista de su novela más difundida: En el camino.

Este libro representó un estilo de vida, casi un manual para quienes lo leían, pues en él, sus protagonistas rechazan las convenciones sociales en materia de seguridad, lujos e incluso de conocimiento intelectual a cambio de la experiencia total de la vida, a través de sus viajes en la carretera, de un  bar de jazz a otro.

Durante la década de los años 50, Kerouac viajó a México y vivió con Burroughs en la calle de Orizaba, colonia Roma. Retrató aquellos días en Dr. Sax y Tristessa.

Kerouac no sólo inspiraba a sus jóvenes lectores de mitad del siglo XX, sino que fue responsable de crear un movimiento de escritores conocidos como la Generación Beat. Incluso él sugería algunos títulos para los libros de sus amigos, como Almuerzo Desnudo y Aullido, de Burroughs y Allen Ginsberg respectivamente.

Para Jack, si bien la Generación Beat era permisiva, en realidad estaba asociada a la felicidad espiritual con roces religiosos, lejos de las malinterpretaciones que años después harían algunos de sus seguidores y medios de comunicación.

“Muchos matones y comunistas se colgaron de mí (Lawrence Ferlinghetti se colgó), y modificaron la idea que yo tenía sobre la generación beat: una generación de beatitud, placer por la vida y cariño. Ellos la llamaron en los periódicos motín-beat, insurrección beat, palabras que nunca usé… siendo católico. Yo creo en el orden, el cariño y la piedad”, afirmó el escritor durante una entrevista televisiva.

En 1969, Kerouac se encontraba en su casa de Lowell, convaleciente por una cirrosis que finalmente acabaría con su vida la madrugada del 21 de octubre. Sus restos se encuentran en el cementerio Edson.

 

Kerouac en frases

Te presentamos 10 consejos de Jack Kerouac para una vida mejor, publicadas en el portal Brainpickings.com

1. Enamórate de tu vida.
2. Algo que sientas encontrará su propia forma.
3. Cuenta la historia del mundo en monólogo interior.
4. Acepta la pérdida para siempre.
5. Cree en el santo contorno de tu vida.
6. Lucha por esbozar la corriente que existe en tu mente.
7. No pienses en palabras cuando te detengas, sino para ver mejor el panorama.
8. No temas o te avergüences por la dignidad de tu experiencia, lenguaje y conocimiento.
9. Compone de forma salvaje, indisciplinada, pura, que venga desde abajo, entre más loco, mejor.
10. Eres un genio todo el tiempo.

 

 

Siguientes artículos

10 datos que no sabías de Volver al futuro
Por

En 1985, la primera entrega de la exitosa trilogía creada por Robert Zemeckis se convirtió en la cinta más taquillera al...