“Todos deben ver las Olimpiadas, especialmente cualquier persona en los negocios, porque es bueno para su ética de trabajo” asegura Steve Siebold, un ex atleta profesional; coach de rendimiento psicológico para atletas profesionales, empresarios y ejecutivos de Fortune 500 y autor de libros como: 177 Mental Toughness Secrets of The World Class y Secrets Self-Made Millionaires Teach Their Kids.

Estos son 10 lecciones de las olimpiadas para la gente de negocios:

1.Aprenderás que ganar no lo es todo, pero querer ganar sí lo es. Los olímpicos tienen una actitud de “cueste lo que cueste”. Han tomado la decisión de pagar cualquier precio y soportar cualquier carga en nombre de la victoria.

2. Aprenderás que los atletas olímpicos toman los conflictos como una oportunidad para crecer. Cuando la mayoría de las personas tropieza con un obstáculo, buscan escapar. Los atletas olímpicos tienen un plan para seguir adelante cuando esto sucede y aprender todo lo que puedan de los desafíos que enfrentan. Saben que enfrentar la adversidad es parte del éxito.

PUBLICIDAD

3. Aprenderá que los atletas olímpicos deben rendir cuentas en muchos niveles. Uno de los mayores problemas es que la mayoría de las personas no tienen medios para hacerse responsables ni un sistema de apoyo cuando están tratando de lograr algo.

4. Aprenderá que los atletas olímpicos son máquinas de aprendizaje. Pasan horas practicando, estudiando a sus competidores, viendo videos de sus actuaciones sesión tras sesión con sus entrenadores y mentores. Si adoptaste solo una fracción de la ética de trabajo de un deportista olímpico, sabrás que los resultados que pueden lograr son infinitos.

5. Aprenderás que los campeones olímpicos saben que ser bueno es malo. Para la persona promedio, ser clasificado como “muy bueno” es algo de lo que sentirse orgulloso. Para los grandes, es un insulto.

6. Aprenderás que los atletas olímpicos hacen compromisos de “Hacer o morir”. Cuando la mayoría de las personas se queman en la batalla, los olímpicos apenas calientan. No es que no se fatiguen; pero su compromiso con su sueño de ganar el oro los mantiene en marcha.

7. Aprenderás que los atletas olímpicos son consistentemente grandiosos. La razón por la que son tan consistentes es porque sus acciones son congruentes con sus pensamientos. Tienen una imagen mental muy clara de lo que quieren, por qué lo quieren y cómo acercarse a su objetivo meta.

8. Aprenderás que los atletas olímpicos son están dispuestos a aprender. La mayoría de las personas solo aceptará la cantidad de coaching que sus egos les permitan. Los campeones, como los atletas olímpicos, son bien conocidos por ser los más abiertos al entrenamiento de talla mundial. Cuanto más grande sea el campeón, más abiertos son.

9. Aprenderás que los atletas olímpicos saben aislar sus emociones. En otras palabras, tienen la capacidad de dejar de lado cualquier otra cosa que esté sucediendo en ese mismo momento, y concentrarse únicamente en la tarea que tienen delante.

10. Aprenderás que los deportistas olímpicos piensan en grande. Pregúntale a una persona promedio lo que está pensando en un momento dado, te sorprenderá saber cuántos piensan solo en cómo arréglárselas en el día a día. A eso se le llama quedarse corto. Los atletas olímpicos son valientes y se concentrar en manifestar su sueño más grande, traer a casa el oro.

 

Siguientes artículos

La ola del gig-economy en el mercado laboral
Por

Ser tu propio jefe, es la aspiración de muchas personas económicamente activas en el mundo. Se empieza a materializar, g...