Por Clare O’Connor

A principios de agosto, la multimillonaria de la tecnología Meg Whitman publicó una breve pero aguda declaración en sus redes sociales: la republicana de toda la vida (y una vez candidata por el GOP a la gubernatura de California) votará por Hillary Clinton.

Es más, donará al menos 100,000 dólares de su fortuna a la campaña de Clinton, y animará a sus amigos ricos y poderosos de Silicon Valley a hacer lo mismo.

Whitman se une a un grupo de mujeres donantes ricas que dan en grande para ayudar que Hillary Clinton rompa el techo de cristal más alto.

PUBLICIDAD

He aquí a 10 de las donantes más generosas, de acuerdo con información de la Comisión Federal de Elecciones y el Centro para la Política Responsable, una organización no lucrativa que recopila datos sobre el dinero en la política.

De las diez, la mitad ha trabajado en los campos enfocados a las ciencias, la tecnología, la ingeniería o la matemática y cuatro tienen un doctorado. Geográficamente, en su mayoría viven en la costa: California, Nueva York y Massachusetts cuentan cada uno con dos de las donantes más ricas.

Es posible que otras mujeres súper ricas apoyen a Clinton a través de ciertas ONGs denominadas “grupos de dinero oscuro”, que no están obligadas a revelar los nombres ni montos de sus donantes.

Laure Woods. La mujer que más ha donado a la campaña de Hillary Clinton hasta la fecha ha sido Laure Woods, una investigadora clínica y filántropa que vive en San Francisco. Ella ha dado al menos $ 6.4 millones de dólares (mdd) para impulsar una victoria demócrata sólo en esta campaña, gran parte de ello a través del comité de acción política (PAC, por sus siglas en inglés) Progressive Women Silicon Valley. Desde junio pasado, ella ha dado poco menos de 2.5 mdd al grupo Priorities USA Action, que apoya a Clinton. Woods fue también una partidaria generosa de la campaña del presidente Obama.

Cheryl Saban. Junto con su marido, el magnate del entretenimiento Haim Saban, la activista de la igualdad y psicóloga Cheryl Saban ha donado desde hace mucho a las causas liberales. En esta camapañ, Cheryl ha dado más de 5 mdd sólo al PAC Priorities USA Action. Como pareja, los Saban han donado más de 12 mdd a los candidatos, comités y grupos demócratas durante este año, por lo que se ubican en el octavo lugar de los donantes particulares más generosos, de acuerdo con OpenSecrets. La pareja recaudará fondos para la campaña de Clinton en una fiesta llena de celebridades en su casa de Beverly Park, California, el 22 de agosto.

Alice Walton. Puede que la heredera de Walmart provenga de una familia predominantemente republicana, pero Alice Walton ha sido una seguidora de Clinton desde hace mucho tiempo –donó para su campaña de 2008–, pero mantuvo su apoyo a los dos partidos, donando 10,000 a la campaña de John McCain. En 2016, hizo su donación pública más grande hasta la fecha: 353,400 dólares al Hillary Victory Fund, un comité de recaudación de fondos en apoyo a Clinton y a otros demócratas a otros puestos de elección popular.

La relación de Walton y Clinton se remonta al pasado, específicamente a Arkansas, donde está la sede de Walmart. Cuando la actual candidata demócrata era primera dama del estado, entre 1986 y 1992, ocupó un asiento en la junta directiva de Walmart como la única mujer. En su libro sobre Walmart, In Sam We Trust, el periodista Bob Ortega escribió que Alice y su madre Helen jugaron un papel decisivo en el cabildeo a favor de Clinton. “Ella era una rareza en Arkansas: una mujer poderosa y  articulada que se resistía a conformarse con el estereotipo de belleza sureña esperado de las mujeres de la región”, escribió Ortega escribió, añadiendo que Walton –actualmente una rica coleccionista de arte de Estados Unidos y dueña de un impresionante museo– puede haberse sentido “identificada” con Clinton.

Marilyn Simons. Junto con su esposo multimillonario –un profesor de matemáticas convertido en inversionista de fondos de riesgo–la doctora en Economía Marilyn Simons dirige una fundación ganadora de un premio Carnegie, donando cientos de millones de dólares para avanzar en la investigación científica. La pareja ha donado toda su vida a los candidatos y causas con tendencia a la izquierda; junta, la pareja ha donado más de 10 mdd este ciclo electoral, más de 3.5 mdd al PAC Priorities USA Action, que apoya a Clinton. Marilyn, quien vive en Long Island, donó 500,000 dólares a Women Vote!, el brazo de movilización de votantes de Emily’s List, una ONG enfocada en conseguir que mujeres demócratas a favor del aborto sean electas.

Mary Pritzker. Miembro de la multimillonaria familia Pritzker de Chicago, Mary –conocida como M. K.– es cuñada de de la Secretaría de Comercio Penny Sue Pritzker y esposa del inversionista Jay, conocido como JB. Este último, uno de los herederos de la fortuna Hyatt en Estados Unidos, criticó a Donald Trump en una entrevista reciente en Newsweek, diciendo: “Estoy preparado para hacer lo que pueda y lo que sea razonable para cerciorarme de que sea Hillary quien llegue a la Casa Blanca y no Trump.” Hasta el momento, eso incluye donaciones de unos 10 mdd entre los dos. Mary ha donado más de 4 mdd para respaldar al PAC Priorities USA Action.

Marsha Laufer. Marsha Laufer, quien cuenta con un doctorado en patología del habla y lenguaje, está casada con otra eminencia científica, el doctor Henry Laufer, quien fue director científico de Renaissance Technologies, fundada por el también matemático –y donante liberal– James Simons. Este ciclo electoral, Marsha ha donado 1 mdd a Priorities USA Action, y  100,000 dólares a Women Vote!

Amy Goldman. Una horticultora con un doctorado en psicología clínica, Goldman es heredera de la fortuna más grande de bienes raíces (y más discreta) en Estados Unidos. Su difunto padre Sol una vez fue dueño del edificio Chrysler. Goldman vive en Nueva York y se ha convertido en una de las más generosas donantes liberales de este ciclo electoral, después de haber dado más de 2.3 mdd a grupos externos. Esto incluyó una donación de 1 mdd a Planned Parenthood Votes, un PAC enfocado en mujeres a favor del aborto.

Patricia Stryker. Ella y su hermano Jon son herederos multimillonarios de la fortuna de dispositivos médicos Stryker Corp., así como activistas LGBT y vocales de las causas progresistas. La filántropa de Colorado había donado poco menos de 2 mdd a las campañas demócratas a través de grupos externos. De ese total, 1.5 mdd fueron a  fueron al PAC Priorities USA Action.

Barbara Lee. La filántropa y coleccionista de arte del área de Boston Barbara Lee ha  trabajado durante décadas para poner a una mujer en la Casa Blanca, y dirige una ONG dedicada a la lucha por la igualdad de género en la política. Ella dijo recientemente a la Boston Magazine que su abuela, que nació antes de que las mujeres tuvieran derecho al voto, inspiró su incidencia política: “Ella fue a votar en esa primera elección en 1920 y todas las elecciones durante 72 años después de eso.” Lee, que una vez estuvo casada con el multimillonario Thomas, ha donado unos 2.2 mdd a la campaña demócrata, incluyendo 1.4 mdd a Priorities USA Action.

Joanne Egerman. Junto con su esposo, el empresario de la tecnología retirado Paul Egerman, Joanne tiene una larga historia de apoyo a las causas progresistas, después de haber servido en el consejo directivo de Anti-Defamation League en Nueva York y Planned Parenthood League en Massachusetts. Ambos, quienes viven en un suburbio de Boston, han donado 1.1 millones a grupos externos en este ciclo electoral; de ellos, el cheque más grande vino de Joanne: 400,000 dólares a Planned Parenthood Votes.

 

Siguientes artículos

El hijo del ‘Chapo’ estaría entre los secuestrados en Puerto Vallarta
Por

El fiscal de Jalisco dijo que entre las seis personas secuestradas ayer, en un conocido restaurante en Puerto Vallarta,...