El 18 de septiembre los escoceses votarán si se independizan o mantienen su unión de más de 300 años con Gran Bretaña. ¿Qué consecuencias tendría en la economías inglesa y escocesa? 

 

Mañana jueves 18 de septiembre, los escoceses decidirán si quieren que su país se independice del Reino Unido o si prefieren continuar la unión que mantienen con Gran Bretaña desde 1707.

El Partido Nacional Escocés (SNP) promovió el referéndum desde inicios de 2012 y, aunque los mercados estuvieron siguiendo los sondeos, en las últimas semanas la atención aumentó cuando una encuesta mostró por primera vez posibilidades reales de que la población votara por el ‘sí’ a la independencia.

PUBLICIDAD

El primer ministro, David Cameron, mostró la semana pasada su alarma y advirtió de las consecuencias económicas que tendría para Escocia y el Reino Unido una posible separación e imploró a los escoceses votar por el ‘no’.

A continuación, te mostramos 10 preguntas con sus respuestas, basadas en datos económicos y análisis de agencias y gobiernos sobre el referéndum de Escocia y sus posibles consecuencias.

 

1. ¿Quién promueve el referéndum?

El impulsor del referéndum para votar por la independencia es el primer ministro de Escocia, Alex Salmond, miembro del Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés). El SNP tiene mayoría en el Parlamento escocés desde 2011, por lo que el gobierno impulsó la consulta desde inicios de 2012 para que se haga el 18 de septiembre de este año. En 2007, cuando Salmond ya era primer ministro, dijo que Escocia podría conseguir su independencia “en la próxima década”.

 

2. ¿Por qué busca la independencia?

En el documento “Scotland’s Future”, una guía publicada por el gobierno escocés acerca del referéndum, se dice que una Escocia separada del sistema centralista del Reino Unido tendría un gobierno que vería por los intereses de sus habitantes.

“Los gobiernos siempre estarán formados por los partidos que ganen las elecciones en Escocia. Ya no será posible que las decisiones más importantes sean tomadas por gobiernos que no tienen el apoyo del electorado escocés”, dice el documento, que también plantea sustituir la “política con ventajas desproporcionadas para Londres y el sureste de Inglaterra, por una política dirigida a la estabilidad económica y seguridad laboral en Escocia”.

 

3. Si la gente vota por el ‘sí’, ¿qué sigue?

El día del referéndum, los votantes deberán responder una sola pregunta: ‘¿Debería ser Escocia un país independiente?’ Según el plan de Salmond, si la mayoría de los escoceses votan por el sí, comenzarán las negociaciones con el Reino Unido, la Unión Europea y socios internacionales para el reconocimiento del país como independiente y que se haga la transferencia de poderes al parlamento escocés en marzo de 2016. Las primeras elecciones para votar por el parlamento se celebrarían el 5 de mayo de ese mismo año.

 

4. ¿Qué significa Escocia, económicamente, para el Reino Unido?

En 2012, Escocia tenía 5.3 millones de habitantes, 8.3% del total de la población del Reino Unido. El 65.4% de los escoceses tienen entre 16 y 64 años. Según estimaciones de su gobierno, el Producto Interno Bruto de Escocia, incluyendo las actividades de exploración y producción de petróleo, es de 148,000 millones de libras esterlinas (241,476 millones de dólares), aproximadamente 6% del PIB de todo el Reino Unido (4.1 billones de dólares).

El PIB per cápita escocés es de 26,424 libras (43,111 dólares), mayor que el del Reino Unido en total (36,441 dólares).

En 2012, la tasa de desempleo escocesa era de 7.5% de su población económicamente activa, mientras que la del Reino Unido es de 7.8%.

Sin contar la actividad petrolera, las principales exportaciones de Escocia están en los sectores de bebidas y comida, servicios profesionales, retail y servicios financieros.

 

5. ¿Cuánto petróleo tiene Escocia?

La mayor parte de la actividad petrolera en el Reino Unido se concentra en el Mar del Norte, región que Escocia reclamaría como propia si se independiza. Las reservas de crudo serían uno de los activos que tendría el gobierno escocés si se independiza para enfrentar la incertidumbre económica. El monto de las reservas que quedan depende de la fuente que se consulte. Según Escocia, quedan reservas que equivalen a un total de 2.4 billones de dólares (bdd), mientras que Londres considera que son mucho menores, equivalentes a 196,000 mdd.

 

6. ¿Escocia puede avanzar como independiente?

El mayor argumento para que Escocia permaneciera dentro del Reino Unido es la incertidumbre económica que enfrentaría si decide ser independiente. La calificadora Standard & Poor’s señala en un reporte que las primeras consecuencias que enfrentaría el estado soberano serían altos niveles de deuda pública, sensibilidad a los precios del petróleo, flexibilidad monetaria limitada y alta dependencia de los acuerdos que alcance con el Reino Unido y la Unión Europea.

Pero, pese a estas dificultades, la calificadora considera que una Escocia independiente no es un reto insuperable. Sus argumentos a favor están en su economía rica, capital humano altamente calificado, mercado laboral flexible e instituciones transparentes. Estas características encajan en un país con calificación crediticia de ‘BBB’, y que puede aspirar a la más alta, ‘AAA’.

 

7. ¿Qué pierde Escocia si se separa del Reino Unido?

Aunque la propuesta del Partido Nacional Escocés contempla que la Reina de Inglaterra siga siendo su jefa de Estado y la libra siga siendo su moneda, el primer ministro británico, David Cameron, y el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, han dicho que esto no será posible.

Perder la libra tendría consecuencias directas sobre el comercio y el sector financiero de Escocia. Los bancos Lloyd’s y Royal Bank of Scotland han advertido que trasladarían sus sedes a Londres si Escocia de independiza. El sector financiero escocés es 12.5 veces el tamaño de su PIB, según S&P.

Otra moneda que no sea la libra restaría ventajas al comercio escocés con el resto del Reino Unido. Según cifras del gobierno británico, las exportaciones de Escocia hacia el resto de Gran Bretaña representan 29% de su PIB. Los otros principales destinos de los bienes y servicios escoceses son Estados Unidos, Holanda, Francia, Alemania y Noruega.

 

8. ¿Qué pierde el Reino Unido si Escocia se va?

Russ Koesterich, director administrativo y estratega principal de Inversiones Globales de BlackRock, comenta en un análisis que si la independencia escocesa se aprueba, “lo más probable sería que la libra esterlina y otros activos del Reino Unido continuarán bajo mayor presión”.

Standard & Poor’s comenta en su reporte que la calificación ‘AAA’ del Reino Unido está basada en “el poder de la libra como moneda de reserva mundial y en la profundidad de sus mercados de capital denominados en esta divisa”.

 

9. ¿Qué significa Escocia, históricamente, para Gran Bretaña?

La contribución de Escocia para que el Reino Unido sea potencia mundial es relevante a nivel económico e intelectual. La Revolución Industrial se gestó en Gran Bretaña en el Siglo XVIII, gracias a que James Watt, un ingeniero e inventor escocés, perfeccionó la máquina de vapor.

En 1776, el economista y filósofo escocés Adam Smith publicó La riqueza de las naciones, el primer estudio científico y sistemático sobre el proceso y acumulación de la riqueza, con el que pasó a la historia como el padre de la economía como ciencia.

Las universidades de Edimburgo, Glasgow y Saint Andrews se encuentran entre las mejores 150 del mundo, de acuerdo con el conteo QS World University Rankings 2014/2015.

 

10. ¿Qué significaría para Europa la independencia de Escocia?

Russ Koesterich, de BlackRock, indica que “dado que Escocia es un país que suele estar más a favor de la Unión Europea (UE) que el resto del Reino Unido, la emancipación podría aumentar la probabilidad de una eventual salida del Reino Unido de la UE, lo que aumentaría aún más las incertidumbres en la región”.

Además, podría alentar los movimientos separatistas en otras regiones de Europa, como Cataluña en España, aunque el gobierno de Mariano Rajoy considera “ilegal” la consulta planeada en noviembre para preguntar a los catalanes si quieren ser una nación independiente.

 

Siguientes artículos

Aeropuerto
Por

Por los comentarios que he escuchado, el anuncio de la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México caló hon...