Por Fernando Diógenes Mora*

¿Recuerdan los embriones del famoso mural de Diego Rivera en el Palacio de Bellas Artes? Quién le diría hoy al artista que “El Controlador del Universo” -título de la obra- sería la Rockefeller University, quienes llevan décadas impulsando los embriones artificiales sin necesidad de óvulos y esperma. Esta tecnología corona la lista de las “10 Breakthrough Technologies 2018” de MIT TR (MIT Technology Review), que ayudará a comprender la vida humana.

Algo más tangible es la impresión 3D de metal. ¿Se imaginan imprimir a demanda piezas para auto más resistentes y prescindir de stock? En México que ostenta el 5º lugar en producción de autopartes esta tecnología podría exterminar cadenas de montaje enteras. Empresas como General Electric ya la implementan en aviación, y usted puede tener una en su garaje por 80 mil dólares.

Lo lamento mucho por las ciudades mexicanas inteligentes en proceso, entre ellas Querétaro, con sus autopartes, el futuro son las ciudades sensibles. O al menos el proyecto Sidewalk de Google en Toronto será el comienzo de una nueva planificación urbana. No es necesario crear nuevas colonias sino rediseñarlas a través de millones de sensores que midan absolutamente todo: aire, trafico, lluvia, inseguridad, logística, olores, sentimientos… con todo este cóctel de datos podemos reconfigurar ciudades enteras, volverlas más seguras y, sobre todo, sensibles.

PUBLICIDAD

Hablando de sensibilidad y ahora que se acercan las elecciones: ¿Desearían saber el coeficiente intelectual de los candidatos o pronosticar sus comportamientos ante un sismo, un soborno o una organización criminal? No hace falta una bola de cristal con una muestra de su genoma podremos predecir enfermedades, comportamientos o coeficientes gracias a la videncia genética. Hoy 10 millones de personas han realizado estas pruebas que impactarán el ámbito laboral, sanitario y, porque no, en las elecciones federales de 2024.

¿Quiere saber cuándo va a morir o el coeficiente intelectual de sus hijos antes de nacer? Si bien conocer los genes puede llevarnos a una nueva forma de discriminación social no se preocupe, ya está a su disposición la privacidad digital perfecta. Gracias a la prueba de reconocimiento cero de la criptomoneda Zcash con tecnología blockchain puede mantener esta información – digital – a salvo sin sacrificar la querida privacidad que tantos problemas le ha ocasionado últimamente a Facebook.

Aunque todo esto les parezca más propio de una película futurista de Steven Spielberg, me gusta pensar que la tecnología siempre será parte de la solución. Compañías como Amazon Web Services están democratizando el uso de la Inteligencia Artificial en la nube, una tecnología que podrá impactar en la experiencia de cliente, servicios y productos de cuatro millones de Pymes en México. Para 2030 el impacto de la Inteligencia Artificial en la economía mundial será de 15,7 billones de dólares, 262 millones podrían ser para México. Eso, mientras avanza el GAN (Generative Adversarial Network), que rivaliza a dos inteligencias artificiales para que den sentido a la imaginación, hagan copias de obras de arte y sean menos dependientes de los humanos.

Mientras tanto, exactamente en 10 años, llegará el salto cuántico de los materiales que permitirá a científicos reproducir moléculas, diseñar fármacos más potentes o crear novedosos electrolitos que nos ayuden a generar energía. Hablando de energía, en esos años habremos logrado obtener energía limpia del gas natural capturando el carbono que se emite al quemar el gas, reciclándolo y ayudando al medio ambiente: gas natural libre de CO₂.

No es por soñar, pero si hoy podemos utilizar auriculares de traducción simultánea para las 68 lenguas de México, imaginen lo que nos traerá el futuro.

*Corporate Affairs & Business Development Director en Opinno.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

ciudades-sustentables
Argentina: resiliencia como modelo de gobierno
Por

Santa Fe apuesta a la resiliencia como modelo de desarrollo e impulsa iniciativas que harán, seguramente, de nuestra ciu...