Son fáciles, sencillos y no toman mucho tiempo y bien pueden ahorrarte muchos dolores de cabeza.

 

Por Kashmir Hill

 

PUBLICIDAD

El fin de semana terminé en la Escuela de Trapecistas en Washington con un grupo de amigas. Antes de que una de ellas intentara un salto mortal desde la barra del trapecio, me dio su teléfono y me pidió que tomara fotos. “¿Cuál es la contraseña?”, le pregunté. “No uso”, respondió ella. Mi boca se abrió como suele ocurrir cuando alguien que conozco me dice que ha optado por no tomar una de las medidas más simples para proteger su privacidad, lo que permite que cualquiera pueda espiar a través de su teléfono con la mayor de las facilidades, para ver mensajes, fotos, e información sensible a su antojo.

Así que este post es para ti, chico sin contraseña en el iPad, y para ti, chica que se queda loggeada a su cuenta de Gmail en la computadora de su novio, y para ti, que caminas por la calle hablando en voz alta por tu teléfono móvil sobre el diagnóstico que hizo el doctor sobre esa erupción que tienes. Estas son las cosas muy, muy simples que deben hacer para evitar que los intrusos casuales invadan su privacidad.

1. Protege tus gadgets: tu smartphone, tablet, computadora, etc. Hay quienes me dicen que es “molesto” tomarse dos segundos para teclear una contraseña antes de poder utilizar su teléfono. Vamos, gente. La elección de no proteger con contraseña estos dispositivos es el equivalente digital de dejar su casa o auto sin seguro. Si tienes suerte, nadie va tomar ventaja de la oportunidad. O tal vez todo el contenido, con todo y tus secretos podría ser robado. Si no eres lo suficientemente paranoico, pasa un poco de tiempo leyendo algunas entradas Reddit Relationships, donde muchos internautas discuten asuntos del corazón. Un buen porcentaje de las entradas inician con un  “Sé que no debería haberlo hecho, pero espié en el teléfono de mi novia y leí sus mensajes de texto, y …”

2. Pon una alerta de Google con tu nombre. Ésta es una manera muy fácil de estar al tanto de lo que se dice acerca de ti en línea. Te tomará menos de un minuto hacerlo. Ve, escribe tu nombre, y las variaciones de su nombre, entre comillas. Boom. Terminaste.

3. Sal de Facebook, Twitter, Gmail, etc. Cuando hayas terminado de revisar tu correo electrónico, redes sociales y otras formas de perder el tiempo, cierra la sesión. Esto no sólo reducirá ligeramente la cantidad de información que pueden recopilar sobre ti mientras navegas por la red, también evitará que alguien más se siente a su ordenador y meta sus narices donde no le llaman. Si estás utilizando la computadora de otra persona o una pública, esto es especialmente importante. Sí, la gente realmente se olvida de ello, con resultados terribles.

4. No proporciones tu dirección de correo electrónico, número de teléfono o código postal cuando te lo pidan. Obviamente, si un sujeto en un bar te pide tu número de teléfono, no se lo des. Pero cuando quien hace la pregunta es un empleado uniformado de una tienda como Best Buy, muchos consumidores entregan todos sus datos. Las tiendas suelen utilizar esta información para ayudarle a usted y generar un perfil de compra. Se puede decir que no.

5. Encripta tu ordenador. La palabra “encriptar” puede sonar como una traición a la simplicidad que prometí en el título, pero en realidad es bastante fácil de hacer, especialmente si usas una computadora Apple. Encriptar tu computadora significa que alguien debe tener la contraseña (o clave de encriptado) para dar un vistazo tu información. En una Mac sólo tienes que ir a las Preferencias del Sistema, después seleccionar Seguridad y privacidad y luego a FileVault, elije la opción Activar FileVault. Si usas una PC necesitarás BitLocker.

6. Gmailers, activen la autenticación de 2 pasos en Gmail. Este pequeño y sencillo paso convierte tu teléfono en un control de seguridad. Cada vez que quieras acceder a tu cuenta de Gmail desde un nuevo dispositivo necesitarás un código que se envía a tu teléfono. Esto significa que incluso si alguien obtiene la contraseña de alguna manera no será capaz de utilizarla para acceder a tu cuenta desde un equipo extraño. Lo malo: Es muy molesto si la batería del teléfono se muere o si vas a viajar al extranjero. La ventaja: puedes imprimirlo en una hoja de papel y llevarlo contigo, o puedes desactivarlo cuando usted salgas del país o te quedes sin teléfono. O puedes dejarlo apagado permanentemente y aumentar el riesgo de ser épicamente hackeado. Es tu decisión.

7. Paga en efectivo por artículos embarazosos. ¿No quieres que una compra sea fácilmente rastreable y que lleve a ti?  ¡Ya lo has visto en las películas! Usa dinero en efectivo. Un CEO de minería de datos dice que ésta es la forma en que paga por las hamburguesas y comida chatarra actualmente.

8. Cambia tu configuración de Facebook a “Sólo amigos”. Uno pensaría que con las muchas historias de privacidad de Facebook que todo el mundo cuenta en los últimos años, todos tendrían sus cuentas bloqueadas y cerradas con tablas, como casas junto a la playa antes de un huracán. No es así. Todavía hay un montón de usuarios de Facebook que están tan expuestos como Katy Perry en un parque acuático. Visita la página de configuración de privacidad de Facebook. Asegúrate de que ese ajuste de “privacidad por defecto” no está ajustado en público, y si se establece en “personalizado”, asegúrate de que conoces y te sientes cómodo con las “redes” con las que compartes.

9. Borra el historial del navegador y las cookies con frecuencia. ¿Cuándo fue la última vez que hiciste eso? Si sólo te encogiste de hombros, considera cambiar la configuración del navegador para que borre automáticamente todas las sesiones. Ve a la configuración de “privacidad” en las Opciones de tu navegador. Dile “no recordar historial”, eso reducirá la cantidad de datos con los que te rastrean en línea. Considera la posibilidad de instalar un add-on al navegador como TACO para reducir aún más el seguimiento de su comportamiento en línea.

10. Utiliza un enmascarador de IP. Cuando visitas un sitio web, dejas una huella en forma de información de IP. Si quieres visitar el blog de alguien sin que se sepa que eres tú –por ejemplo, si estás checando a la competencia, o a un ex–, considera enmascarar la huella digital de tu computadora, que por lo menos dice cuál es tu ubicación aproximada y quién es el operador del servicio de internet. Puedes descargar Tor o usar un fácil opción basada en el navegador como HideMyAss.com.

Éstas son algunas de las cosas más fáciles que puedes hacer para proteger tu privacidad. Hacer caso omiso de ellas es como saltar en trapecio sin una red de seguridad. Podrías hacerlo bien … o podría ponerse feo.

 

Siguientes artículos

Bank of America espera cargos por bonos hipotecarios
Por

Se estima que el banco ha perdido más de 40,000 millones de dólares por préstamos, litigios y acuerdos relacionados a la...