Erika Bernal se graduó como licenciada en Mercadotecnia, y fue en esa área donde inició su carrera profesional años atrás en el mundo empresarial. Hoy es CEO de Grupo Bayer para Centroamérica y el Caribe, pero el salto de hacer estratégicas publicitarias a planes de negocios no fue de la noche a la mañana.

Lo que llevó a Erika Bernal a aspirar a ser CEO fue el conocer a plenitud el negocio de la salud y darse cuenta cómo a través de un puesto con alto poder de decisión podía mejorar la calidad de vida de un importante segmento de la población. Para ella, ese fue el primer paso, hacerse la pregunta: ¿para qué aspiro a un puesto de tanta relevancia y cuál será mi aportación social y empresarial bajo el manto de ese liderazgo?

“Una vez que conoces tus motivaciones, debes hacerte una segunda pregunta: ¿tengo habilidades para manejar equipos, liderar gente desde nuestro género, y no desde el de los hombres”, dice la CEO de Grupo Bayer.

Erika Bernal aconseja que ante un mundo expuesto a la sobre información, las mujeres que aspiran a ser CEO deben aprender a identificar la información oportuna y precisa, que les permita ser más estrategas y establecer prioridades, pues suele pasar que “se consumen en lo urgente y no en lo importante”, lo que impide que vayan cumpliendo esos objetivos que les permita ascender en el escalafón de las organizaciones.

PUBLICIDAD

Otro consejo de la CEO de Grupo Bayer a las futuras líderes de empresa es trabajar para convertirse en un referente que encarne los valores de la organización. “Cualquier persona que quiera tomar la responsabilidad de dirigir una compañía debe ser consciente que es un role model, que tiene que predicar con el ejemplo, no basta decir “se hace así porque lo digo yo”. Tiene uno que tener la humildad de escuchar, porque es muy difícil que como líder de una empresa que uno conozca todo”.

Es probable que no sea la empresa en la que una mujer inicia su carrera profesional la que le ofrezca las condiciones para ascender hasta el puesto de CEO. “Las mujeres suelen ser contratas para ser CEO por empresas diferentes a las que se iniciaron trabajando. Esto puede ser debido a que las compañías no saben cómo desarrollar su propio talento femenino, y cuando necesitan cubrir un puesto tienen que buscar en otra empresa”, comenta María del Carmen Bernal, directora del Centro de Investigación para la Mujer en la Alta Dirección.

La propia María del Carmen Bernal señala que los retos que tiene una mujer CEO no son diferentes a los de los hombres, de acuerdo al estudio de 18th Annual Global CEO Survey en el 2015, de PwC:

  • El 84% acceso a competencias clave
  • El 87% se enfrenta a exceso de regulación
  • Al 80% tiene que lidiar con la incertidumbre geopolítica
  • El 59% con el acelerado cambio de tecnologías

“Sin embargo en el caso de las mujeres sus retos se amplían aún más. Podríamos decir que se dividen en 2: Presiones familiares y presiones organizativas”, dice la profesora del IPADE.

Por su parte Erika Bernal añade: “El reto más grande es cómo no perder ese balance entre la vida y el trabajo, porque con tantas responsabilidades una se puede consumir fácilmente y, al final del día, quien sale sacrificada es la familia. Creo que tienes que ser muy disciplinada en decir “este es el trabajo”. Y un día decir: “es domingo”, y tratar de desconectarte al 100% de las cosas del trabajo”.

Tanto María del Carmen Bernal como Erika Bernal consideran que contar con un mentor que guíe a una mujer que aspira a ser líder es importante más no suficiente. “Es más relevante estar en una empresa con una cultura donde los hombres en la alta dirección promuevan y defiendan a las mujeres talentosas”, explican.

Estas son las 10 recomendaciones que la directora del Centro de investigación para la Mujer en la Alta Dirección hace a quienes aspiren a ser CEO:

  1. Trazar ruta. Tener un plan de vida y carrera que considere: ciclos de vida, prioridades y elecciones de vida. Hay momentos para todo y la trayectoria incluye la parte personal, familiar, profesional y social.
  2. Objetivos claros. Saber poner límites y tener muy claro lo qué quieres en la vida.
  3. Referentes. Conocer y tener cercanía con role models o modelos personales y profesionales que encarnen y demuestren la viabilidad de comportamientos, actitudes y valores apropiados para la conciliación entre lo personal, familiar y profesional.
  4. Tener claro los costos. Saber que llegar a la cima siempre implica renunciar a algo, prepararse, y tener un plan para llegar a la meta.
  5. Visibilidad. Externarlo, levantar la mano, hacerse visible y mostrar disponibilidad.
  6. Sponsors. Buscar sponsor, varones aliados que promuevan a la mujer para ocupar esas posiciones.
  7. Mentores. Buscar más de un mentor para la carrera profesional.
  8. Impactos. A la hora de elegir una empresa o tomar una decisión importante que afecte la trayectoria profesional, tener en cuenta el impacto que tendrá en el propio proyecto de vida.
  9. Equilibrios. La armonización de la familia y el trabajo implica aceptar que una carrera directiva ya no se puede fundamentar en una relación permanente en el tiempo. Hoy dirigir ha cambiado.
  10. Conocimiento del negocio. Prepararse, conocer muy bien el negocio y desarrollar aquellas competencias directivas que llevarán al talento femenino a ser competitiva y visible.

“Considero que cuando a una mujer se le promociona a una nueva posición organizacional ella misma se plantea “será que puedo”. Mientras cuando es el caso de un hombre no se lo cuestiona. Debemos tener la seguridad de que podemos”, dice la CEO de Grupo Bayer.

A nivel mundial, 24% de los puestos de Alta Dirección son ocupados por mujeres. En Latinoamérica, es Colombia, Perú y Chile los países con más talento femenino en la cima de las organizaciones, con 53, 35 y 30%, respectivamente, según el Reporte Grant Thornton Women in Business 2014 y The Global Gender Gap Report 2013.

 

Estos y otros temas serán tratados en los Foros de Mujeres Poderosas que tendrán lugar en República Dominicana y en la Ciudad de México los días 25 de mayo y 20 de junio, y que podrás seguir en vivo vía streaming en www.forbes.com.mx

 

Siguientes artículos

6 tips para aumentar tu productividad
Por

La vida moderna impone presiones y ritmos de trabajo que detonan el estrés al máximo, ¿Qué puedes hacer para balancear t...