Por Raquel Rivas

La idea de que el vino mexicano no tiene tanta calidad como un caldo chileno, argentino, francés o español tiene una explicación muy sencilla y nada más lejos de la realidad; si bien Carlos V de España fue uno de los mayores impulsores de la proliferación vitivinícola en México. Su hijo, Felipe II, exigió la destrucción de los viñedos y decretó la prohibición de sembrar nuevos viñedos en las colonias americanas.

Relacionadas: Número 1 de las mejores etiquetas de nuestro libro “101 Vinos Mexicanos”

Se quemaron las vides, más no las ganas de seguir deleitándose con una bebida que llevan entre nosotros desde el Neolítico y a la que los griegos y los romanos le designaron una deidad. Por fortuna, algunos jesuitas hicieron caso omiso del mandato real y en Coahuila se mantuvo una baja producción que buscó siempre pasar desapercibida. Hoy, el vino mexicano florece, exige su lugar, y no son pocos los creyentes de éste.

PUBLICIDAD

De manera paralela, y bajo el impulso y la creencia de nuestro CEO, Neal Tritton, en Robb Report México se creó hace dos años El Consejo del Vino con la idea de fomentar los diferentes caldos mexicanos y darle su lugar en nuestras páginas. En la actualidad, nuestro consejo está compuesto por siete amantes y expertos en el tema, Jesús Díez, Ricardo Espíndola, Georgina Estrada, Sandra Fernández, Pilar Meré, Paulina Vélez y Ramón Vélez.

Relacionadas: Número 2 de las mejores etiquetas de nuestro libro “101 Vinos Mexicanos”

El consejo fue todo un éxito, y las páginas que hablaban sobre los diferentes vinos mexicanos eran de las más esperadas por nuestros lectores. De esta manera, en Robb Report México quisimos dar un paso más y surgió la idea de crear un libro que no sólo celebrase el vino mexicano, sino que también fuera una hoja de ruta en este camino que decidimos emprender hace tres años como revista.

“101 Vinos Mexicanos” es el resultado del amor, la pasión y el esfuerzo de todo el equipo Robb Report México, junto a los expertos vitivinícolas que gustosos nos acompañaron en esta aventura. En sus páginas, el lector descubrirá las diferentes áreas geográficas que cultivan vino en México, aprenderá a elegir el cristal adecuado para cada caldo, se sorprenderá con todo el trabajo que hay detrás de un buen vino y, sobre todo, se enamorará de nuestros doce favoritos.

Relacionadas: Número 3 de las mejores etiquetas de nuestro libro “101 Vinos Mexicanos”

Para festejar su llegada, nos reunimos con amigos, familiares y socios (un especial agradecimiento también por creer en nosotros a Vacheron Constantin, MasterCard, 2000 Ocean, Volvo, Club Premier y Palacio de Hierro) en la Cantina de Palacio de Hierro de Polanco. Allí brindamos por -y con- el vino mexicano de nuestras bodegas predilectas, Monte Xanic, Santo Tomás, Casa Madero, El Cielo, Viña de Liceaga, Roganto, Hilo Negro y Adobe Guadalupe.  ¡Salud!

 

Siguientes artículos

La pertinencia del espectáculo: Andy Warhol en el Museo Jumex
Por

La exposición Estrella oscura llega a la “fábrica” de Ampliación Granada, cubriendo sí, una deuda histórica, pero tambié...