En México, apenas 3% de los gobiernos utilizan herramientas tecnológicas móviles y el 40% de la ciudadanía aprueba a las autoridades, destacan datos de Propulsar, página especializada en tecnologías de la información y comunicación (TICs).

Según el Informe País sobre la Calidad de la Ciudadanía 2014 del Instituto Nacional Electoral (INE), casi 80% de la población no confía en los partidos políticos. Incluso, cifras del estudio México: anatomía de la Corrupción del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), de la mano del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), señalan que 91% de la población no confía en los partidos políticos.

Ante esta desconfianza, durante las elecciones locales de 2016, donde se elegirán 12 gubernaturas, 388 diputaciones y 965 ayuntamientos (presidentes municipales), los políticos buscan ganarse la confianza de la gente por todos los medios.

PUBLICIDAD

Faltan aproximadamente dos meses para que sean elecciones locales y durante la carrera, los políticos podrían cometer errores que les podrían costar la elección.

Estos son los 15 errores típicos para perder una elección, compartidos por Carlos Escalante, director general del Centro Interamericano de Gerencia Política, durante la presentación de la segunda edición del Índice Prométrica, que mide la presencia e interacción de las campañas digitales de los candidatos.

1. Olvidarse del ciudadano. Los políticos solamente están pendientes de lo que dice la prensa y cada vez se encierran más en su realidad y se olvidan del ciudadano común; pierden el vínculo. Cuando hay un político que se conecta con la gente hay resultados. La gente va a estar más pendiente de los políticos que se conectan.

2. Mal manejo del tiempo. La planeación es mucho más importante que solamente los meses previos a las elecciones. Si un político se mantiene permanentemente en contacto con los ciudadanos a través de distintas herramientas, ese vínculo se va a perdurar.

3. Pensar que hay una formula única. Es un trabajo de esfuerzo compartido, de inteligencia compartida, donde se necesita mucha investigación.

4. Querer controlar todos los detalles. Hay políticos que les encanta ver hasta el tipo de camiseta y su color. El candidato se dedica a perder tiempo en detalles que su equipo puede resolver.

5. Tener un coordinador con mal carácter. Los procesos en la política son tan cortos, que un error sería tener un coordinador que aleje a la gente. La mano derecha de un político debe ser capaz de acercarse a la gente.

6. Querer atacar sin motivos estratégicos. Ningún candidato que está arriba (en la preferencia de la gente) debe estar atacando, debe estar defendiéndose y en el mejor de los casos, dejarlo pasar. Sólo se debe reaccionar ante un ataque más fuerte y directo.

7. No tener disciplina. Si se tiene una disciplina medianamente clara, se verán los resultados en las elecciones.

8. Querer matar al enemigo. Las campañas son para conquistar a la gente y votos, no para pelear. El que está pendiente solo de “golpear” a los otros candidatos, no va a tener conexión con la gente.

9. Dejar de ser uno mismo. No es buena idea cambiar la forma de ser. Cuando un político cambia su imagen y su forma de ser, es perjudicial y se comunica algo erróneo. La gente lo percibe y nota la falsedad.

10. Creer que se sabe todo. Pretender saber todo, lo único que conlleva es a cometer errores y al fracaso. Los candidatos deben estar en constante actualización de los temas de impacto local y de interés general. 

11. Confiar en el control del partido. En el año 2000 el PRI tenía el control de la situación electoral, pero estaba alejado de la gente, entonces llego Fox y ganó.

12. Las encuestas de la prensa. Las encuestas solamente sirven para replantear las estrategias, no para guiarse de ellas. Es más importante saber cómo va el desempeño de la campaña todos los días.

13. Perder el objetivo. El objetivo a veces se desdibuja por todo el ajetreo de las campañas. El 90% del objetivo de los políticos debe centrarse en que lo conozca la gente.

14. Escuchar sólo a los asesores. Confiar en su totalidad en los asesoras es un error común. Hay asesores que confiesan que no creen en las encuestas y podrían caer sólo en especulación y afectar la campaña.

15. Tener publicistas que no creen en las encuestas. Hay publicistas que no entienden que una campaña política es un proceso que se nutre de información a través de la investigación y otras herramientas.

 

La misión: conectar a ciudadanos y políticos 

Propulsar presentó la segunda edición de su herramienta Índice Prométrica, como una forma de acercar a los políticos a los ciudadanos.

“Los gobiernos que no utilizan las nuevas tecnologías pierden competitividad y generan un impacto negativo en la percepción ciudadana”, destaca Propulsar.

El Índice Prométrica Candidatos a Gobernador 2016 estudia los más recientes hábitos de los usuarios de Internet. Considera 62 variables agrupadas en tres indicadores: El uso de herramientas interactivas en redes sociales y aplicaciones, el uso de herramientas interactivas en páginas web y la presencia en web.

“Uno de los grandes retos de la humanidad es la democracia, es la falta de credibilidad en nuestros gobiernos, en nuestros sistemas. El reto de la democracia debe ayudarse de la tecnología”, dijo Rodrigo Pérez, presidente de Propulsar.

El índice Prométrica se actualizará cada semana hasta el término legal de las campañas electorales.

Desde 2010, Propulsar mide el seguimiento de campañas políticas en Internet. Por ejemplo, si un candidato usa Facebook, que tanto lo usa, cuantas veces postea en un día, en una semana, como contesta, contesta a los comentarios agradables o a las críticas.

 

Siguientes artículos

CRE aprueba regulación de importación de gasolinas
Por

En febrero de 2016, el presidente Enrique Peña Nieto anunció que las gasolineras del país podrán importar gasolinas y di...