La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) encabezó un operativo de verificación en joyerías de la Riviera Maya para revisar la autenticidad del mineral, ante denuncias de que se comercializa mercancía apócrifa que no cumple con las especificaciones de calidad, origen e información.

“Durante el recorrido se detectó que en el 100% de las 15 joyerías verificadas se vendía material sintético que se hacía pasar por ópalo sin conocimiento de los consumidores, lo que induce al engaño y confusión”, detalló la dependencia en un comunicado.

Rafael Ochoa Morales, procurador interino, solicitó a los encargados y dueños de los establecimientos la documentación que acredita el origen y autenticidad del supuesto ópalo que se comercializa en estos destinos turísticos.

En los 15 establecimientos no se exhibía el tipo de cambio, tampoco precios en moneda nacional y se vendían piezas de joyería en plata que no cumplen con las especificaciones que establece la Norma Oficial Mexicana (NOM) para la venta de estos materiales.

PUBLICIDAD

El funcionario recorrió locales comerciales, de renta de vehículos y servicio de taxis en el aeropuerto de Cancún, el de mayor tráfico internacional del país, y colocaron sellos de suspensión en el módulo de taxis de la terminal 2 del aeropuerto de Cancún por aplicar restricciones en sus servicios que no son informados con claridad a sus clientes.

 

Siguientes artículos

Jeff Bezos
Bezos desbanca a Amancio Ortega y ya es el segundo más rico
Por

El anuncio de compra de Whole Foods fue muy bien tomado por los inversionistas y las acciones se disparan en bolsa.