Reuters.- Cerca de 1.500 personas han sido evacuadas de sus casas en la región de París, donde las autoridades se encuentran en alerta ante cualquier riesgo importante de inundaciones después de un nuevo aumento del nivel del agua del río Sena el domingo.

Michel Delpuech, jefe del cuerpo policial de París, dijo ante periodistas que alrededor de 1.500 personas habían sido trasladadas fuera de sus hogares en la región de Ile de France, que comprende la capital francesa y sus alrededores.

“Las aguas sólo desaparecerán lentamente”, añadió Delpuech.

Se espera que el Sena alcance su cota máxima el domingo o el lunes a primera hora, acercándose a los niveles que provocaron las inundaciones de 2016, dijeron las autoridades.

PUBLICIDAD

La crecida ya ha engullido aceras próximas a las orillas del río en París y obligó al Louvre a cerrar una exposición de arte islámico que el famoso museo albergaba en su sótano.

El conocido servicio de embarcaciones turísticas “Bateaux Mouches” fue suspendido por la crecida, se han divisado cisnes nadando en lugares donde antes había calzada e incluso las ratas se han visto obligadas a salir a las calles de París.

La ciudad de la luz sufrió graves inundaciones en 1910, cuando el Sena subió 8,65 metros.

 

Siguientes artículos

Muere a los 91 años Ingvar Kamprad, fundador de IKEA
Por

Kamprad fundó IKEA en 1943 cuando tenía solo 17 años, pero no alcanzó la fortuna hasta 1956, cuando la compañía se convi...