La esperanza de vida promedio de las compañías del ranking Fortune 500 es de cuatro décadas. En contraste, las nuevas empresas que surgen en México sólo permanecen abiertas un promedio de 7.7 años, aunque hay algunas que por mucho han superado esa barrera, como El Puerto de Liverpool, que tiene 169 años.

Hoy, las empresas tienen que adaptarse más rápido a las nuevas tecnologías y a los abruptos cambios en las preferencias de los consumidores. Son muy pocas las que lo hacen de manera rentable y consistente durante muchos años, como Apple, que llegó a ser la empresa más grande y una de las más rentables del mundo en tres décadas. En los últimos 20 años, Apple creció a un ritmo anual de 16% en ventas y 27% en utilidades.

Podría parecer una locura, y lo es, buscar entre las empresas públicas mexicanas alguna para comparar estos resultados. En este mismo periodo, Liverpool incrementó sus ventas en 11% anual y sus utilidades en 13%, cifras ajustadas al margen precrisis. Se preguntarán por qué la insistencia en destacar el éxito empresarial de esta famosa cadena de tiendas departamentales: a) es un gran ejemplo de lo que, en mi opinión, es una buena empresa para invertir, como siempre, cuando el mercado nos regala un buen pase, y b) creo que la mejor inversión está en México.

Las operaciones de la empresa están integradas en tres sectores, que a su vez le dan una diversificación natural a su negocio. Liverpool participa en el negocio de tiendas departamentales, en que es el líder nacional, controlando 40% de las ventas de las cinco principales tiendas departamentales, con 101 tiendas Liverpool, Fábricas de Francia, Duty Free y 86 boutiques, que en conjunto suman un piso de ventas de más de 1.5 millones de metros cuadrados.

Asimismo, la empresa participa en el sector crediticio: es el tercer mayor emisor de tarjetas de crédito a nivel nacional, con 3.9 millones de tarjetas, por arriba de Santander, que tiene cerca de 2.8 millones de tarjetas. Y no sólo eso, pues además goza de una tasa de morosidad muy inferior a la del promedio de la industria y de los principales bancos del país.

El tercer sector en que participa Liverpool es el de bienes raíces: la empresa es dueña o socia de 24 centros comerciales, de los cuales, junto con sus tiendas, es propietaria del equivalente a 1.7 millones de metros cuadrados, cifra equivalente a 27 estadios Azteca, ¡con todo y estacionamiento!

Pero, sobre todo, Liverpool es una empresa con un gran potencial de crecimiento. Hoy opera en 57 ciudades, mientras que en el país hay 117 ciudades con más de 100,000 habitantes. El consenso de diversos analistas –recabado por Bloomberg– estima que las ventas y ebitda de la empresa crecerán 12% y 13% anual, respectivamente, durante los siguientes cinco años; en Sabino Capital estimamos que estos crecimientos pueden ser mayores, pero lo más importante es que se darán con una rentabilidad incremental. Hoy, la empresa tiene un ROIC (retorno sobre el capital invertido) de 12% y estimamos que en los siguientes años se acercará a 15%.

Este potencial no sólo se lo podemos atribuir a las claras ventajas competitivas y a la gran gestión operativa de la empresa, sino que es, en gran medida, un espejo del potencial de la economía mexicana y de su gran motor: la clase media.

Liverpool es, sin duda, una empresa extraordinaria y sus accionistas se han beneficiado de esto. Basta comparar el rendimiento de sus acciones contra el de la empresa más exitosa de nuestros tiempos: un inversionista que invirtió hace 20 años en Apple obtuvo un rendimiento de 24% anual compuesto, mientras que el retorno de quien invirtió en Liverpool durante el mismo periodo fue de 23% anual compuesto.


Nota: Las dos empresas comparadas en este artículo reportan en monedas distintas, por lo que los resultados y rendimientos no reflejan el efecto de dicha variable.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El marketing más efectivo para tu marca en 7 pasos
Por

El secreto para lograr entrar a este modelo de marketing estará en la flexibilidad a la que estén dispuestos a llegar lo...